“Contribuí a que hubiera verdad, justicia y reparación… eso no me lo va a quitar ni un juez ni denuncias falsas”, señaló este domingo el excomandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre en una entrevista en Reportajes donde abordó el procesamiento por torturas dictado en su contra por el juez Vicente Hormazábal.

El exjefe militar también afirmó que su vinculación a violaciones a los derechos humanos son parte de una persecución por el rol que jugó en la transición a la democracia.

Las palabras de Cheyre fueron respaldadas por dos ex ministros de Defensa del gobierno de Lagos: Francisco Vidal y Jaime Ravinet.

Vidal señaló el rol que jugó el excomandante en jefe del Ejército en la transición y afirmó que “Cheyre fue el general que dio la cara por una institución que en los mandos anteriores y, particularmente con Pinochet, violaron institucionalmente los derechos humanos. Eso contribuyó a la verdad histórica”. Agregó que “respecto de la información que tengo del momento de su designación no hubo ninguna acusación en su contra”.

Ravinet, por su parte, afirmó que el aporte de Cheyre fue “extraordinario y valioso en la reconciliación del Ejército y el pueblo chileno”. Añadió que “creo que está siendo injustamente perseguido por jueces que buscan limpiar la trayectoria entreguista y pusilánime que tuvo el Poder Judicial en los tiempos de Pinochet. Jamás tuve antecedentes en su contra, son todas cosas testimoniales que han aparecido después en un afán de venganza de grupos extremistas de izquierda y sectores ligados al pinochetismo que no le perdonan la reconciliación del Ejército”.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, en tanto, rebatió el aporte del ex jefe militar a la cabeza del Ejército. “ Nunca han entregado información sobre los delitos que cometieron o dónde están los restos de los detenidos desaparecidos”, afirmó.

/gap