Un tiburón mordió en la cabeza a un surfista que estaba practicando surf en una playa de la isla brasileña de Fernando de Noronha, en el nordeste del país, según confirmaron el pasado viernes fuentes médicas locales. Pero, a pesar de lo letal de las mordeduras de estos animales, el joven ha sobrevivido para contarlo.

El estado de salud de Carlos Vinicius Cavalcanti, de 31 años, era entonces “estable” recibió ese mismo día el alta médica, según señalaron a Efe fuentes del Hospital Sao Lucas, donde fue tratado. El incidente ocurrió el jueves sobre las 17.00 hora local (19.00 GMT) en la playa Cacimba do Padre, una de las más famosas de la isla por sus impresionantes vistas y su oleaje idóneo para la práctica del surf.

.

Según la versión del propio Cavalcanti, perdió el equilibrio en una ola y cayó encima del escualo, identificado posteriormente como un tiburón limón, el cual reaccionó mordiéndolo en la cabeza. Inmediatamente fue llevado a un hospital de la zona donde fue operado de urgencia durante cinco horas y le dieron 33 puntos de sutura en el rostro, la oreja y el cuello. “Está bien, su cuadro es estable y recibirá el alta en las próximas horas”, indicó la citada fuente. Tras el accidente, Cavalcanti remarcó en sus redes sociales que cometió una imprudencia y que no fue atacado por un tiburón, sino que fue él el que cayó encima del animal y éste reaccionó cómo lo “haría cualquier otro”, “defendiéndose”.

“¡Fui un imprudente! Estaba surfeando al final de la tarde, junto a un banco de sardinas y, a pesar de haber visto que había un tiburón en el agua, continué allí”, reconoció. Asimismo, expresó que está ansioso por volver a surcar las olas de ese “lugar maravilloso”, “siendo feliz y conectándose al océano”. “¡Lo que ocurrió fue un incidente, solo eso! Aprendí bien la lección y no surfearé más al final de la tarde, con los ‘bichos’ por allí alimentándose. Pero, mientras tenga salud, surcaré las olas, necesito el mar”, completó.

/gap