El talentoso volante de los Cruzados, sostenía conversaciones con la dirigencia para saber si se iba a hacer efectiva la extensión de su vínculo con el club. El argentino había manifestado su intención de continuar vistiendo la camiseta blanca y azul, “mi prioridad siempre va a ser Catolica, eso esta claro, la prioridad siempre la va a tener el club, pero hay que ser realista, este es mi trabajo y mi familia vive de mi y de lo que yo puedo generar como trabajador”.

El ex River Plate tenia considerado que su renovación debía venir amarrada de un aumento salarial y eso generaba una tranca para el avance de la negociación, pues en Católica no estaban convencidos plenamente de las condiciones que pedía el jugador. Finalmete ambas partes llegaron a un acuerdo y el enano vestirá la camiseta de la UC hasta que finalice el año 2020.

El jugador que antes de recalar en Chile defendía al AEK Athenas de Grecia, hoy tiene 30 años y un buen contrato le da la posibilidad de afianzarse económicamente en pos de aportar a su familia.

Por: F.A.O