Paul es un fanático del Liverpool que recordará por siempre la llave entre los “reds” y el Bayern Munich por los octavos de final de la Champions League 2018/2019.

Pese a que la serie aún no se define y resta el duelo de vuelta, el hincha ya tiene una historia que contar en torno al duelo entre ingleses y germanos.

Según consigna Mundo Deportivo, para Navidad Paul compró las entradas para el partido y también los pasajes a Munich para estar presente en el estadio del Bayern.

¿El detalle? El partido se jugó en Inglaterra. “Bebí algunas cervezas de más y, tras haber reservado las entradas para el encuentro de ida, hice lo mismo con el vuelo a Munich, creyendo que el partido se jugaba en el Allianz Arena y no en Anfield”, reconoció el despistado fanático.

Sin embargo no todo fue malo para Paul. Al enterarse de la noticia, un medio televisivo alemán lo invitó para comentar el partido. Recorrió el país germano, degustó comida típica y anticipó un 3-1 a favor de Liverpool, lo que finalmente no ocurrió.

Para el duelo de vuelta, que sí se jugará en el Allianz Arena el próximo 13 de marzo, el despistado inglés podrá alentar a su equipo en el estadio, para el que esperará un triunfo del Liverpool que los instale en la ronda de cuartos de final del certamen europeo.

/Gap