El elenco árabe jugó el partido de ida por la tercera fase de Copa Libertadores, con un estadio casi lleno en Córdoba y con las expectativas de lograr un buen resultado que los dejara con vida para disputar el partido revancha en Santiago.

Pese a un comienzo adverso, el equipo de Ivo Basay nunca dio el encuentro por perdido, siguió luchando hasta encontrar los goles, concentrados al máximo en el segundo tiempo, los del tino tino tuvieron recompensa y ahora afrontan lo que será el partido de vuelta en Santiago.

El partido apenas comenzó ya mostró el atrevido posicionamiento de Talleres, quienes se fueron con todo en demanda del arco que defendía Ignacio González y así en los 3 minutos vino el gol que a Palestino le cayó como un balde de agua fría. Una desinteligencia en la retaguardia chilena permitió que el colombiano Dayro Moreno levantara el balón sobre la salida del portero González y abriera la cuenta en el Mario Alberto Kempes.

De ahí en adelante el partido empezó a ser muy parejo, con dos equipos que disputaban el balón en mediocampo y en más de una ocasión tuvieran ocasiones de peligro en el área contraria.

Muy por el contrario al desarrollo de la primera parte era encontrarse con un segundo gol del equipo local, esta vez por medio de un dudoso penal cometido por Luis Mago que el árbitro venezolano Alexis Herrera cobró sin vacilaciones. A los 35´Juan Ramírez engaño completamente al Nacho González para conseguir el 2 a 0.

Un resultado injusto para lo que había sido el tramite del partido hasta ese momento.

El equipo palestinista volvió a la vida, al convertir en los 45 minutos el descuento de la ilusión de cara al segundo tiempo. Un saque lateral en tres cuartos de cancha permitió el pivoteo de Roberto Gutierrez hacia el centro del área, el balón no pudo ser rechazado por la zaga del “tallarin” y César Cortés aprovechó de rematar a un rincón por bajo y derrotar al arquero Guido Herrera.

Palestino no conforme con el resultado, salio en el segundo tiempo con una actitud más aguerrida y teniendo como prioridad encontrar el empate, en base a buen fútbol y la tenencia del balón para hacer daño y no defenderse. Es así como encontró el segundo gol a los 68´, gracias a uno de los puntos mas altos del equipo, Guillermo Soto se descolgó por la banda diestra del ataque y finalizó en el área con un remate ajustado al primer palo del portero.

Quedó entonces la sensación de que se podía conseguir más y ambos equipos trabajaron en pos de alcanzar su tercer gol, pero por el lado de Palestino Ignacio González cumplió una destacada actuación al contener los disparos que venían fuera del área. Palestino también tuvo un par de ocasiones para convertir, pero el resultado se mantuvo 2 a 2 hasta el final.

Diario El Clarín de Argentina señalo con respecto al partido. “Lo que era 2-0 y fiesta en las tribunas terminó en 2-2 y preocupación de cara a la revancha del próximo miércoles”.

Luego de este empate en Córdoba, a Palestino le sirve un empate 1-1 o no perder con los argentinos. Cualquier igualdad que supere los 2 goles, clasifica a Talleres.

El duelo de vuelta será el próximo miércoles a las 19:15 hrs en San Carlos de Apoquindo.