El capitán e histórico defensor de Paraguay, Paulo Da Silva, se vio obligado a desmentir las acusaciones de la cuenta de twitter “@Antiboti007”, las cuales confirmaban que tanto él, como otros futbolistas del plantel, participaron de una orgía, previo al choque contra Ecuador.

“Están sonando los nombres de los jugadores que hicieron partuza antes de concentrar”, fue el primero de los mensajes que publicó la cuenta oficial reconocida por publicar escándalos deportivos.

“Otro de los jugadores que suena mucho entre los que se portaron mal es uno que juega por Europa que en su momento fue muy farandulero”, fue el segundo tuit de “Antiboti007”.

“Y el tercero que su nombre empieza con P y su apellido DS”, esa afirmación fue la que el defensor no pudo tolerar, y se vio obligado a llamar a la prensa para aclarar la situación.

“La gente tiene que saber que es mentira. Tengo mi carrera a base de humildad, muchos años en la selección, soy capitán. Quieren desestabilizar a un jugador”, aseguró Da Silva tras enterarse de las difamaciones hacia él, por parte de los compañeros y su propia mujer.

(Getty)

(Getty)

El central del Toluca mexicano denunció a la cuenta y Twitter decidió bloquear la página. Por otra parte, Da Silva explicó que llegó a su país con toda su familia y que “de ninguna manera” se prestaría para participar de esos actos.

Finalmente, después de enterarse de esas declaraciones, el jugador participó de la victoria ante Ecuador por 2-1. De todas formas, los medios locales aseguraron que, a pocos días de jugar contra Brasil, todavía sigue muy afectado por la situación.

/gap