En medio del proceso de desconfinamineto gradual las ventas del comercio minorista, si bien, volvieron a caer en julio, desaceleraron su ritmo de contracción, mientras que las de supermercados repuntaron.

De acuerdo a los datos dados a conocer este lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas las ventas del sector minorista retrocedieron 17,4% en el séptimo mes del año frente a igual mes del año anterior, acumulando una baja de 16,3% en lo que va del año.

Sin embargo, el descenso fue menor a la caída de 24% anotada en junio y la de 28,7% de mayo, así como a la baja de 20,6% que pronosticaban los analistas, según un sondeo de Bloomberg.

Así las cifras confirman la tendencia dada por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), que la semana pasada también reportó, para el caso de la Región Metropolitana, una menor caída en las ventas presenciales con un descenso de 43,7% real frente a igual mes de 2019 , después haber descendido 50,7% en junio.

Y se espera que las cifras sigan mejorando, de hecho, según el reporte de la CNC, las ventas minoristas han mostrado una fuerte alza en agosto producto del retiro del 10% de los fondos de AFP y el proceso de desconfinamiento.

Ventas de autos

Las líneas de productos que más incidieron en el descenso del índice de ventas al por menor en julio fueron vestuario, calzados y accesorios; vehículos automotores livianos nuevos, y repuestos, neumáticos y accesorios de vehículos automotores, con reducciones de 48,2%, 62,7% y 18,6%, respectivamente.

Pero, tanto en el caso de vestuario y calzado como en el de los vehículos también hubo una menor contracción, comparada con los retrocesos de 54,9% y 71,6% registrados en junio.

Supermercados

Por su parte las ventas de supermercados subieron 0,3% en doce meses, tras anotar un descenso de 7,4% el mes anterior.

Con ello se acumuló una variación nula en lo que va del año.

/psg