El «smartphone» es un cajón desastre en el que el usuario vuelca su vida entera. Desde las fotografías de su familia, hasta los contactos de trabajo o su información bancaria. Por eso y porque, las cosas como son, las operadoras no los regalan, es importante cuidarlos e intentar mantenerlos funcionales todo el tiempo posible. Esto pasa por seguir una serie de consejos necesarios que pueden evitar que nos rasquemos el bolsillo antes de tiempo. Recopilamos algunos de los más importantes para que su teléfono tenga una vida larga.

Limpieza de «apps»

Cuando el funcionamiento se hace, cada vez, más lento nos encontramos ante una señal de que el «smartphone» se está estropeando. Esto puede deberse a la antigüedad del teléfono, a que la memoria está llena o a la instalación o actualización de alguna aplicación que esté ralentizando el dispositivo. Para llevarla a cabo, el usuario debe plantearse cuáles son las aplicaciones que realmente necesita mantener instaladas para su día a día. Teniendo en cuenta que la mayoría de usuarios emplean, si acaso, las «apps» de correo y redes sociales, y posiblemente alguna plataforma de «streaming» o algún juego; es posible que el resto sea prescindible.

Mejor en la nube

Como decíamos, cuando la memoria del dispositivo está llena su rendimiento puede verse afectado. Una buena solución, más allá de borrar aplicaciones, pasa por la eliminación de fotografías, vídeos y demás contenidos que no nos interesa mantener. Si dudamos, y queremos evitar riesgos, lo ideal es guardar este tipo de información en la nube y realizar copias de seguridad. El usuario tiene a sus disposición varias opciones, como iCloud, Dropbox o Google Drive.

Déjalo descansar

No apagar nunca el teléfono es otro factor que acorta su vida útil, ya que acaba almacenando mucha información inútil y hace que existan muchas tareas en segundo plano. Por ello, los expertos recomiendan reiniciar o apagar el equipo al menos una vez por semana. Además, es importante no utilizar cargadores genéricos que también pueden dañar tu dispositivo, ya que al recibir más o menos potencia de la recomendada, también podría afectar a su correcto funcionamiento y reducir su vida útil.

La batería hay que cuidarla

La batería es uno de los elementos que más condicionan la vida útil de un dispositivo. Si no se cuida es fácil que el rendimiento de un terminal decaiga mucho antes de lo debido. Los expertos en telefonía recomiendan evitar que el dispositivo esté por debajo del 20% de carga en ningun momento. Además, es recomendable no emplearlo mientras está cargando, así como quitarle la carcasa mientras permanece enchufado. Esto evita que el dispositivo se sobrecaliente. Como explicábamos anteriormente, también hay que intentar utilizar los cargadores oficiales del «smartphone».

Las «apps», solo desde tiendas oficiales

Las «apps» móviles hay que descargarlas siempre desde tiendas oficiales, como son la App Store, en el caso de los iPhone, y la Google Play Store, en el caso de Android. Hay que tener en cuenta que el «malware» (virus informático) para móviles está en auge; y una de las herramientas más empleadas por los cibercriminales para extenderlo son las aplicaciones maliciosas. Estas suelen encontrarse en páginas web que se hacen pasar por oficiales. Lo ideal, para evitar riesgos, es realizar cualquier descarga desde dentro de las aplicaciones destinadas a ese fin que tenemos preinstaladas en el «smartphone».

Reconoce el «phishing»

El «phishing», o las ciberestafas en las que el criminal se hace pasar por un tercero para engañar a la víctima y robar información y dinero, están a la orden del día en internet. Suelen llegar a través de correo electrónico, mensaje, ya sea de SMS o de WhatsApp, o llamada telefónica. Para evitar riesgos, la mayoría de expertos recomiendan desconfiar de todos aquellos mensajes que nos despierten cualquier duda, Lo ideal, en esos casos, es contactar con la empresa o usuario que, supuestamente, nos ha enviado el mensaje, o ha realizado la llamada, para salir de dudas.

Mantenlo actualizado

Las actualizaciones de las aplicaciones y de los sistemas operativos, son cruciales para fortalecer la seguridad del terminal. Y es que, normalmente, las nuevas versiones vienen acompañadas de soluciones de brechas abiertas que pueden ser explotadas por los cibercriminales. Por ello, los expertos en ciberseguridad recomiendan no dejar pasar el tiempo y realizar la actualización correspondiente en el mismo momento en que está disponible.

Cambia la contraseña

Asimismo, es recomendable mantener los servicios que tenemos instalados en el «smartphone» debidamente protegidos mediante el empleo de contraseñas robustas. Lo ideal es que sean inteligibles y cuenten con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Además, se deben cambiar un par de veces al año y no repetirlas en varias plataformas. Gracias a esto, en caso de que alguna se filtre, evitaremos que todos nuestros servicios y aplicaciones se vean afectados.

Las WiFi públicas no sirven para todo

Las redes WiFi abiertas están generalizadas desde hace años, pero hay determinada información que no se debe consultar cuando se está conectado a una de ellas, puesto que puede haber sido «hackeada». «Por lo general, la gente tiene la percepción equivocada de que utilizar una red Wifi abierta no tiene ningún tipo de peligro para su seguridad de los datos almacenados en el dispositivo que esté conectado, por lo que no toman las medidas necesarias para garantizar la protección de su información», señalan en un comunicado desde la empresa de ciberseguridad Check Point. Para evitar riesgos es importante no consultar información sensible cuando se está conectado, como sería la cuenta bancaria. Asimismo, se debe eliminar el historial de navegación y las cookies, así como los archivos temporales del navegador, después de emplearlas.

Siempre con antivirus

El antivirus no es una herramienta prescindible. Lo primero que debe hacer un usuario, tras haber configurado el dispositivo, es descargar una solución de este tipo. En las tiendas oficiales de Google y Apple se pueden encontrar varios gratuitos y bien valorados. Aunque, como simepre, lo ideal para mejorar la seguridad es adquirir uno de pago de alguna marca de ciberseguridad confiable.

/psg