El Banco Central informó este martes que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de julio cayó 10,7% en comparación con igual mes del año anterior, moderando el desplome de los meses previos, debido a los efectos sobre la economía de la pandemia.

De acuerdo a la entidad, la serie desestacionalizada creció 1,7% respecto del mes precedente y disminuyó 12,9% en doce meses. El mes registró la misma cantidad de días hábiles que julio de 2019.

La media de 11 economistas encuestados por Bloomberg prevé que la economía se contrajo 12% año a año en el mes.

Según detalló el Banco Central, el Imacec minero creció 1,4%, mientras que el no minero cayó 12,0%.

“El resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria. En este contexto, las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, el comercio y la industria manufacturera. En los servicios, destacaron las caídas de transporte, restaurantes y hoteles, y servicios empresariales”, indicó.

En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero aumentó 0,9% y el no minero lo hizo en 1,8%.

Por último, el ente rector enfatizó que “es relevante señalar que las cifras entregadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a mayores revisiones que las registradas históricamente”.

/psg