La presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, descartó este lunes que militantes de su partido hayan participado en la manifestación efectuada el sábado 23 de febrero frente a la embajada de Venezuela en Santiago, donde detractores de Nicolás Maduro se enfrentaron a sus adherentes.

Una de las polémicas se dio cuando algunos de los participantes opositores a Maduro comenzaron a cantar canciones que se burlaban de los comunistas y la pérdida de familiares que algunos sufrieron durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Ante esto, Guillermo Teillier, presidente del PC, aseguró que presentarán acciones judiciales y señaló: “Por lo menos en las redes sociales han aparecido fotos de algunos de los que estaban allí y uno por lo menos ha sido identificado, no sabemos si es militante o simpatizante de la UDI, pero era uno de los que estaba profiriendo todos estos insultos“.

Por su lado, la líder gremialista fue categórica en señalar que desde su partido nadie compartía esas expresiones.

“Nosotros no estamos en lo absoluto de acuerdo con eso. Y si hay alguien que sea partidario de nuestro partido, se lo decimos así con toda la claridad. Estamos absolutamente en contra de ese tipo de actitudes“, sentenció.

Bajo este marco, Van Rysselberghe también señaló que “dado que se planteó a través de las redes que incluso alguien podía pertenecer a las filas de nuestro partido, nuestras juventudes sacaron un comunicado en relación al tema condenando esto”.

Sin embargo, también añadió que “también creemos que vimos situaciones súper violentas por parte de gente con banderas del PC. Creemos que la violencia sólo engendra violencia y si alguien se quiere manifestar lo tiene que hacer con respeto y en paz“.

/gap