El Primer Juzgado de Policía Local de Osorno ordenó el pago de 5 millones de pesos a Olaya Arriagada Jaramillo (24 años) por parte de la empresa Fruna, luego que en uno de sus helados esta familia osornina encontrara en su interior un trozo de dedo, según lo consignó El Austral.

El insólito hecho ocurrió en febrero de 2016, cuando la denunciante compró en la empresa Fruna de calle Errázuriz tres cajas de helados para celebrar el cumpleaños de uno de sus hijos en la comuna de San Juan de la Costa, donde residen.

“Esa vez nadie me creyó, me trataron de mentirosa, que yo me quería aprovechar de la empresa metiendo ese trozo de resto humano. Exigí mis derechos y como no tuve respuesta recurrí a la justicia y se logró una indemnización”, comentó la mujer.

Y agregó que “en el trámite realizado, las autoridades de salud confirmaron además que el objeto que había en el helado era (efectivamente) humano”.

“La firma desde un principio intentó negar los hechos, que mediante vía judicial se logró acreditar que mi defendida tenía la razón”, dijo por su parte Cristóbal González, abogado de la afectada, mientras que Fruna declinó emitir una declaración.

/gap