Luego de un alza sostenida durante cuatro días, el cobre cerró la jornada con una caída de 1,15% en la Bolsa de Metales de Londres (LME), al transarse en USS 2,94 la libra contado `grado A`.

Si bien, el promedio del mes subió a US$ 2,84 y el anual a US$ 2,76, los inventarios de cobre disponible en la LME cayeron hasta apenas 29.775 toneladas, según mostraron los últimos datos, que reflejaron los niveles más bajos desde julio de 2005, según consignó Reuters.

Todo esto sucedió en una jornada en la que los operadores se tomaron un respiro tras superar máximos de 7 meses ayer, en medio de una reducción de las existencias y señales de progreso en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Los inversionistas tienen un menor temor a que la pugna comercial entre Washington y Beijing vaya a afectar al crecimiento, después de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante el fin de semana, haya aplazado sus planes de subir los aranceles a los productos chinos.

Asimismo, que dólar esté más débil, luego de los dichos del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, abarata los metales tasados en esa divisa para inversionistas no estadounidenses.

Un sondeo de Reuters indicó que es probable que la actividad fabril en China se haya contraído por tercer mes seguido en febrero, sumándose a las evidencias que indican una mayor desaceleración de la economía en el primer trimestre.

/psg