Aunque la preocupación comenzó hace años, este lunes, con un tuit que ha sido compartido más de 6 mil veces, volvió a cobrar fuerza. La red social advierte que la imagen contenida es “material sensible”, y no se equivoca: es la foto de una mujer llorando, con los pechos descubiertos, y alcanza a verse una mano que está hiriéndole los pezones con una herramienta cortopunzante.

“Choroy, junto con El Ranas y Nido, entre los tres estamos trabajando a una maraca que secuestramos en Valpo, pero debido a la reciente filtración de nuestras redes ocultas en Telegram necesitamos esconderla. El tema es que no podemos darnos el lujo de dejarla morir y la maraquita está deshidratada y con unas heridas medias infectadas. ¿Algún tip?”, dice el texto que la acompaña.

También finaliza con otro mensaje: “Gracias a Dios que esta página la tenemos encriptada, así que no nos pillarán los de la PDI, pero ayúdennos”. Se trata de una entrada en el foro online Nido.org, una página web similar al 4chan estadounidense, donde los usuarios comparten imágenes y debaten, en general de mujeres y con material no consentido. Hasta hoy, antes de que fuera bajada, contaba con 10 mil suscriptores.

Aunque la imagen resultó ser falsa, volvió a encender la alerta sobre el foro, que ya ha hecho polémica por otros episodios de filtración de datos y hostigamiento online a mujeres. Se trataba del “sentido del humor” de los usuarios, que también comparten fotos de mujeres semidesnudas agradeciendo la venta de burundanga.

Este martes, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, afirmó que tomó conocimiento de los antecedentes respecto al tema recientemente y que durante el día se reunirá con el director de la PDI y con el Ministerio del Interior para definir una estrategia que les permita “apoyar e impulsar las denuncias para dar con estas personas”.

“Esas personas —las personas que están promoviendo esos sitios, las personas que están ejecutando esas acciones— están hoy al margen de la ley y cuando sean localizados van a responder ante la justicia, incluso antes de concretar los cambios legislativos que estamos impulsando desde el Gobierno en materia de acoso, de ciberacoso y acciones de violencia contra las mujeres”, aseguró.

“Ya con la legislación que tenemos hoy, ya con el Código Penal que tenemos hoy, esas personas, esos hombres que están incurriendo e impulsando esas acciones, que son de amenaza, acoso, de denostación de las mujeres, están al margen de la ley y cuando sean localizados, que estoy segura que así va a ser, van a tener que responder ante la justicia”, añadió.

Cómo opera Nido

Aunque la estructura de la página permite que se alojen en ella conversaciones en torno a diferentes temáticas, abundan aquellas que se dedican a acosar, hostigar y causar temor en mujeres a través del anonimato, a menudo incluso a menores de edad.

El foro generó una polémica en un grupo de Facebook exclusivamente de mujeres, cuando en febrero del año pasado muchas usuarias descubrieron que sus fotografías aparecían en la página. “Aparece mi Facebook y una foto mía, pidiendo nudes (a los demás usuarios, en caso de tener). De verdad que es terrible saber que alguien pudo sacarla y hacer eso, siempre tengo todo con privacidad”, dijo una de las afectadas.

“Quizás cuántas fotos nuestras andan por ahí y no sabemos por no visitar ese tipo de páginas. Si yo me sentí mal, que no habían nudes mías, me imagino cómo se sintió la que encontró nudes de ella sin autorización. De verdad que es terrible”, agregaba.

Esa es la forma de operar: uno de los usuarios sube contenido de alguna mujer y el resto de los usuarios “aportan” con el material que tienen. Sacan fotos de sus redes sociales, otros comparten fotografías íntimas enviadas en el contexto de una situación sexual, averiguan sus nombres completos, ruts, dirección. A veces también las amedrentan.

Fue lo que le ocurrió esta semana a I.C., una menor de edad que compartió en su Instagram un cómic feminista. “Feminista re culia, sé todo de ti”, le contestaron. Enseguida le enviaron sus datos personales: dirección, colegio donde estudiaba, número de teléfono. “Suele ir al mall y caminar sola. Ricas tetas y culo. Pololeando. Feminazi”, decía. “Anda con cuidado que cualquier día te rapto”.

También le enviaron su rut, su fecha de cumpleaños, su edad (16 años), y datos de su familia, como el rut de sus padres y hermanos. También que regresaba a su casa sola desde cierto metro y que caminaba alrededor de diez minutos sola por cierta calle.

“Sinceramente se me hace muy difícil escribir esto por el miedo que siento ahora. Había visto muchas historias sobre una página que difunde información, datos de mujeres, violaciones y cosas así, y me generó miedo, pero ahora es cuando realmente no quiero estar en ningún lugar, cuando me pasa a mí y vivo yo la misma sensación de ni siquiera poder dormir tranquila”, aseguró en sus redes sociales.

Crece la preocupación

Aunque muchas de las afectadas afirman haber acudido a la PDI o a Carabineros para denunciar, todas dicen que no encontraron solución debido a trabas como el anonimato, el no poder identificar al victimario o que se tratara de amenazas virtuales.

Ante la poca protección existente, organizaciones como Datos Protegidos, ONG Amaranta y Derechos Digitales han preparado información para asesorar a mujeres en la protección de sus datos en internet. Tener cuidado con la información que se postea, aprender a usar las herramientas de seguridad y privacidad de las redes sociales, cuidarse de las redes de wifi públicas y reforzar las contraseñas son algunos de esos consejos.

Los casos conocidos han generado alerta. El Frente Feminista de Revolución Democrática en la Región Metropolitana expresó su preocupación en torno al tema: “Repudiamos la acción de quienes suben imágenes de niñas y mujeres sin su consentimiento a sitios web, las que están siendo utilizadas para burlas, amenazas e insultos”, aseguraron, exigiendo la creación de “medidas preventivas y sancionatorias ejemplares”.

Al respecto, la ministra Plá recalcó la importancia de denunciar estas acciones. “Es importante que conformemos redes en las que denunciemos a quienes están detrás de esta vil acción que no tiene otro objeto más que amenazar, denostar y humillar a las mujeres. Nosotros, en el Ministerio, no lo vamos a aceptar”, aseguró.

Además confirmó que todos los centros de la mujer del Sernameg tendrán “información al menos básica para responder a las dudas y orientar a las mujeres en esta materia. También reiteró que serán implacables “con cualquier persona que hoy día o en el futuro tenga la muy mala idea de crear estos sitios con el propósito de denostar, de humillar y de violentar a la mujer”.

/psg