Las articulaciones se ven muy afectadas al igual que los ligamentos y tendones por el exceso de peso, ya que genera un esfuerzo extra que para cumplir su función.

Estudios recientes han demostrado que el 69% de las personas con sobrepeso indicaron dolor en las lumbares 44%, caderas 14%, rodillas 35%, o pies 4%.

Función de las articulaciones

Son las encargadas, a través de los músculos que se insertan en los huesos, de producir el movimiento. Su función puede estar condicionada por factores como: edad, sexo, actividad física, factores climáticos, sobrepeso, obesidad, o enfermedades relacionadas.

Una articulación está preparada para soportar los movimientos de una persona según un peso y una altura acordes. No debería verse afectada en situaciones normales, de lo contrario puede producirse un desgaste, o destruirse.

Actuando de modo que el choque entre los huesos cause dolor, hinchazón, o limitación de movimiento.

En personas con sobrepeso se puede producir una aparición temprana de la artrosis, y así comienza a producirse el desgaste o destrucción de los huesos.

Consejos para reducir los síntomas

Las mujeres que están en la etapa postmenopáusica, tienen mayor posibilidad de padecer este tipo de molestias. Ya que con el retiro de la menstruación se altera el metabolismo de los huesos.

• Perder peso y mantenerse en forma ayuda a disminuir algunos de los síntomas y por ente, el proceso de la osteoporosis.

• Es necesario mantener un peso estable adecuado a la edad y la estatura evitando subidas y bajadas de peso.

• Lo mejor es hacer cinco comidas diarias que incluyan: desayuno, media mañana, comida, merienda, y cena. Es lo ideal para activar el metabolismo y llevar una dieta con bajo porcentaje en grasas.

• Incorporar tres o cuatro piezas de frutas por día, y beber un litro y medio de agua al día como mínimo.

• Practicar actividad física y evitar el consumo de alcohol.

• Los ejercicios recomendados son natación, caminar o pasear a ritmo moderado, bicicleta, y ejercicio de fortalecimiento de los músculos.

• No son aconsejables los deportes de alto impacto, o que requieran saltos continuados.

• Es importante que los ejercicios se realicen bajo la supervisión de especialistas para evitar lesiones.

• De esa manera no se produce la fatiga de la articulación, no levantas exceso de carga, y no realizas movimientos bruscos.

Cuidar el peso y la alimentación es indispensable para estar en salud.

/psg