El Banco Central decidió este ,artes, por unanimidad de su consejo, mantener la tasa de interés en 0,5%, en línea con las expectativas del mercado y con lo que la misma entidad anunció desde junio, respecto de tener el tipo rector en su mínimo técnico durante un tiempo prolongado.

En su comunicado, el consejo del instituto emisor reiteró que “mantendrá un elevado impulso monetario por un período prolongado de tiempo, de modo de asegurar el cumplimiento de sus objetivos. En particular, prevé que la TPM seguirá en su nivel mínimo durante gran parte del horizonte de política monetaria de dos años y mantendrá las actuales medidas no convencionales”.

El mensaje sobre la mantención de la tasa de política monetaria en 0,5% es levemente menos expansivo que en el comunicado de julio, cuando señaló que se mantendría en ese nivel “durante todo el horizonte de proyección”.

Además, el BC continuará con el programa de compra de activos definido en junio, “reactivando su componente de bonos bancarios a precios de mercado, a un ritmo que se anunciará próximamente. Además, en caso de que la evolución de la economía así lo requiera, seguirá evaluando opciones para adecuar dicho impulso y apoyar la estabilidad financiera”.

El Central anunció en junio pasado un paquete por US$8.000 millones para comprar activos. En la reunión de política monetaria anterior (a mediados de julio), anunció que compraría US$1.500 millones durante las 4 semanas siguientes.

Hasta fines de julio, el BC estuvo comprando bonos bancarios a precios de mercado, luego de lo cual, indican en la entidad, se estuvieron comprando con un descuento, como parte de las medidas por el retiro del 10%.

Aunque el BC ya está facultado para comprar bonos del Tesoro en el mercado secundario, tras ser aprobada la enmienda constitucional, en esta ocasión la autoridad monetaria no lo mencionó como parte de su stock de herramientas a utilizar.

Respecto a los efectos sobre el mercado del retiro del 10% de los fondos previsionales, el Banco Central destacó que “el aumento de la volatilidad que se produjo en las últimas etapas de discusión del proyecto sobre retiro de parte de los ahorros previsionales se revirtió, con la excepción de los indicadores bursátiles, ante las medidas adoptadas por el Banco Central, las decisiones de los reguladores y la gestión de cartera de las AFP”. Es decir, las acciones directas realizadas por estas entidades contuvieron la volatilidad.

Actividad

El ente emisor afirmó que los Imacec de junio y julio mostraron que la economía “comenzó a estabilizarse, tras acumular caídas entre marzo y mayo, aunque con niveles de actividad muy por debajo de los del año anterior”.

Respecto de las causas de una evolución económica en Chile, el BC destacó que el retiro gradual de las medidas de control sanitario, una adaptación más rápida a las nuevas condiciones de funcionamiento en varios rubros, el incremento del crédito a las empresas y el impulso de las diversas medidas de apoyo a los ingresos de las personas.

De hecho, el Central indicó que algunos sectores ya están registrando una recuperación, como el comercio y la industria manufacturera.

Aunque este escenario ha traído un poco de aire a las expectativas de empresas y consumidores, la autoridad monetaria enfatizó que sigue resaltando el “fuerte deterioro que ha sufrido el mercado laboral, con una caída transversal del empleo, los ingresos laborales, las horas trabajadas y las remuneraciones variables”.

Sobre la inflación, el BC dijo que, en lo inmediato, “se reducirá algo menos que lo previsto producto del efecto transitorio en el consumo que tiene el conjunto de medidas de apoyo a los ingresos”, pero que en mediano plazo las presiones siguen “contenidas”.

Este miércoles el Banco Central entregará su Informe de Política Monetaria (Ipom) de septiembre, donde deberá dar más detalles respecto a su visión de la actividad económica.

Tras la reunión de este martes, desde Scotiabank señalaron que el comunicado anticipa que el Ipom tendrá “correcciones en la contracción del PIB hacia el rango -5%/-6% para el 2020, y leve aumento en la inflación del resto del año ante el impacto del retiro de fondos de las AFPs sobre el consumo”.

/psg