PERDER ES DOLOROSO, PERO PERDER EN CASA ES DESASTROSO

Universidad Católica con su derrota frente al club de deportes Iquique, puso fin a un invicto de 16 partidos sin perder en San Carlos de Apoquindo. Los cruzados dirigidos por su nuevo D.T. Gustavo Quinteros, volvieron al pasado cuando los dirigía Beñat  San José, lanzando centros (pelotazos sin destino) que siempre terminaron en la cabeza o los   pies de la férrea y aplicada defensa de los dragones celestes. Ahí viene bien destacar al ex-cruzado Zenteno y a Impertale quién no falló jamás por alto dada su envergadura.

Católica nunca se sintió a sus anchas en el césped cordillerano, porque cada vez que lograban armar un jugada para llegar al arco Iquiqueño, los celestes le ahogaban la salida,

gran mérito de “vitamina” Sánchez y sus dirigidos.

Los pormenores no son para celebrar y tampoco para justificar la derrota, en el primer tiempo cerca del minuto 23 un tiro libre que llega a las manos del arquero Pérez.

Diez minutos más tarde una gran jugada de Buonanote la entrega a Valencia, el goleador de la jornada pasada, quién se pierde un mano a mano con el arquero Nortino.

En el segundo tiempo solo un tiro de media distancia de Aued y otro de Lobos, hasta que vienen los cambios y se inicia otro encuentro, los cruzados llegan con mÁs velocidad, hay más pasión en las tribunas porque el asedio de católica si hizo notar y es ahora cuando aparece el mejor jugador de la cancha…el arquero Pérez de los celestes Iquiqueños. Nada saca la Ucé, con tener la pelota un 66% y con parar en la cancha a su gran contratación Edson Puch, si no hacen goles. La incorporación de Sáez en el segundo tiempo solo sirvió para demostrar que sigue en deuda con su hinchada.

Tendremos que esperar para saber si llega a San Carlos el delantero colombiano Duvier Fiascos. Ojalá que traiga una maleta cargada de goles y no se convierta en un “fiascos”

Fernando Ocaranza Yñesta

Hincha Cruzado