Las emergencias por accidentes de tránsito, riñas y quemaduras por fuegos artificiales solo contarán con la atención de residentes pues la escasez de insumos y medicinas que se ubica en un 95 por ciento, obligará a familiares a comprar desde el alcohol hasta los medicamentos.

René Rivas, titular de Colegio de Médico de Lara, estima que familiares seguirán corriendo a comprar insumos en esta temporada navideña, ante el alto índice de déficit y que incluye la realización de exámenes y rayos X en privado, porque solo realizan exámenes sencillos de laboratorio.

La sala de emergencias del principal hospital de Lara, el cual recibe pacientes de estados como Portuguesa y Yaracuy, cada año se ve congestionada para la temporada decembrina, pues para esa fecha se incrementan los heridos por riña, los lesionados por accidentes de tránsito y los quemados por fuegos artificiales, de allí la preocupación del gremio médico que no haya recursos para atender la demanda.

/gap