El presidente de la Asociación Nacional de Fiscales, Claudio Uribe, cuestionó a sectores de la oposición que califican como “presos políticos” a las personas que están detenidas por hechos ocurridos durante el estallido social en 2019.

En una entrevista a La Tercera, el persecutor abordó los cuestionamientos al sistema y la calificación entregada a las personas que están privadas de libertad luego de las protestas, señalando que “ahí lo que yo noto es cierta frivolidad, porque es cosa de darse una vuelta por los Tribunales de Justicia”.

“Lo que pasa es que se crean proyectos de ley que responden a dejar tranquilos a grupos de presión. Hoy día en este país no hay nadie que se haya ido a prisión preventiva por haber ido a una marcha; no hay nadie que por haber estado en una esquina gritando consignas esté en la cárcel. La gente que está detenida son imputados por robos con violencia, ataques incendiarios, delitos que siempre han sido bastante graves y que, por lo mismo, tienen que ser sancionados”, precisó.

Uribe también abordó los cuestionamientos por la extensiones de la prisión preventiva, afirmando que “siempre se pueden mejorar los sistemas, pero para que alguien esté en prisión preventiva tiene que haber un pronunciamiento de un tribunal, que conociendo los antecedentes la decreta y, además, si se prolonga en el tiempo eso es revisado por varias instancias”.

“Es obligatorio revisarla cada seis meses, pero la defensora la revisa cada dos meses. Ahora, evidentemente hay un atraso en las causas, porque desde el estallido social en adelante no hemos tenido condiciones normales para trabajar, pero ojo, es un atraso general en las causas”, explicó el presidente de la Asociación de Fiscales.

/psg