El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente del país por unos 50 Gobiernos, entre ellos el brasileño, fue recibido este jueves por el mandatario Jair Bolsonaro en el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo.

Bolsonaro afirmó su Gobierno no cejará en la búsqueda de “lo que los venezolanos desean: democracia y libertad”.

En un pronunciamiento conjunto tras una reunión privada, el jefe de Estado brasileño afirmó que Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Brasil y otros cincuenta países, es “una esperanza” en el proceso de recuperación de la democracia y la “libertad”.

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, y el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, llegan al Palacio de Planalto antes de una reunión con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en Brasilia.

Antes de ser recibido por el ministro, Guaidó participó en un encuentro con decenas de embajadores de países que, así como Brasil, le reconocen como presidente de Venezuela desde que, el mes pasado, la Asamblea Nacional declaró “usurpador” del poder al gobernante Nicolás Maduro.

Tras el encuentro con Bolsonaro, tiene previsto hacer una visita a la sede del Parlamento, donde será recibido por las autoridades de la Cámara de Diputados y del Senado.

Guaidó llegó a Brasilia esta madrugada, procedente de Bogotá, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, tras salir de su país por tierra hacia Colombia el pasado viernes.

Su salida desafío una prohibición de salida del país dictada por la Justicia, que justificó esa decisión en una investigación que se relaciona con su proclamación como presidente interino, el pasado 23 de enero.

En Colombia encabezó las movilizaciones que el sábado intentaron llevar a Venezuela la ayuda humanitaria donada por varios países y acopiadas en la ciudad de Cúcuta, que fracasaron en medio de graves incidentes debido al cierre de fronteras ordenado por Maduro.

Lo mismo ocurrió en los límites con Brasil, donde se han quedado varadas unas 200 toneladas de alimentos y medicinas donadas por el Gobierno de Bolsonaro y por Estados Unidos.

Los representantes de Guaidó en Brasil aún no han precisado hasta cuándo permanecerá en el país ni si tiene previsto regresar desde la capital brasileña a Caracas.

Aunque el propio Guaidó ha dicho que piensa volver a su país esta misma semana, la Asamblea Nacional le ha autorizado a estar fuera de Venezuela por un lapso mayor de cinco días, por lo que su viaje se pudiera prolongar e incluir visitas a otros líderes suramericanos.

Brasil es miembro del Grupo de Lima, foro de países americanos que exige la salida de Maduro y que este lunes celebró una reunión en Bogotá, con presencia de Guaidó, en la que se comprometió a seguir trabajando por la “redemocratización” de Venezuela.

Esa plataforma también volvió a rechazar la posibilidad de una intervención militar en Venezuela y reiteró su exigencia de que sean celebradas elecciones “libres” en el país, bajo supervisión de la comunidad internacional.

/psg