La estrella de “Harry Potter”, Jessie Cave, reveló en su cuenta de Instagram que su bebé recién nacido dio positivo por coronavirus. La actriz de 33 años, mejor conocida por su papel de Lavender Brown en las adaptaciones cinematográficas de los libros de J. K. Rowling, está realizando una vigilia junto a la cama de su hijo Tenn de tres meses, quien está aislado en un hospital de Londres.

Cave dijo estar preocupada por la salud de su pequeño hijo, pero que encuentra consuelo en el hecho de que su bebé es “más fuerte” ahora que cuando nació, en el marco de un parto que calificó de “traumático” y por el que debió ser llevado de urgencia a cuidados intensivos en octubre del año pasado.

Tenn está en una habitación aislada en un centro médico después de contraer COVID-19. Cave se encuentra a su lado. “Vi las noticias sobre el la cuarentena (anunciada el lunes por Boris Johnson) desde el hospital. El pobre bebé es covid positivo”, la actriz escribió en Instagram junto a serie fotográfica desde el centro médico. “Él está bien y lo está haciendo bien, pero estamos atentos y cautelosos”.

Jessie advirtió a sus seguidores de las redes sociales sobre la virulencia de la nueva cepa de coronavirus -detectada por primera vez en el país- y les rogó que le desearan a su bebé una “pronta recuperación”. “Esta cepa es superpoderosa y contagiosa, así que espero que la gente tenga más cuidado en las próximas semanas”, expresó la actriz en su publicación.

“Realmente no quería que este fuera el comienzo del nuevo año de mi familia”, añadió. “No quería volver al hospital tan pronto después de un parto traumático”.

“Una vez más, estoy agradecida a las enfermeras y los médicos … por favor, envien buenos deseos y una pronta recuperación a mi bebé”, escribió la actriz en el epígrafe de la imagen que muestra a su hijo en su cuna mientras ella ve en su tableta los anuncios de Boris Johnson sobre un nuevo confinamiento nacional que incluye el cierre de los colegios.

La actriz tuvo a su tercer hijo el pasado mes de octubre. Foto: vía Instagram (@jessiecave).

“Pesa cinco kilos, así que es un niño más fuerte y más grande de lo que era la última vez que estuvimos en una habitación de hospital (y la aguja se clavó en su mano con gritos más fuertes y poderosos). Amor y los mejores deseos para todos”, expresó.

Otras madres famosas se apresuraron a compartir su preocupación. Entre ellas se cuenta la ganadora de “I’m A Celebrity”, Giovanni Fletcher, quien comentó: “¡Oh, Dios mío! ¡¡¡Te envío tanto amor !!!”. La embarazada Helen Flanagan también compartió: “Siento mucho que estés pasando por esto, cariño”.

Una de las fotos de Jessie Cave cuidando a su pequeño hijo Tenn. Foto: vía Instagram (@jessiecave).

 

Jessie y su pareja, el comediante Alfie Brown, también son padres de Donnie, de cinco años, y de Margot, de tres. Originalmente habían llamado a su bebé Abraham Benjamin, pero anunciaron en diciembre que habían cambiado su nombre a Tenn.

Cuando dio a luz a su bebé el pasado 22 de octubre, lo llevaron de urgencia a cuidados intensivos después de un parto “aterrador”, como ella lo describió en sus redes sociales. La actriz le dijo a los fanáticos en Instagram: “Esta ha sido una experiencia muy diferente a mis dos primeros partos… mucho más aterradora y fuera de mi control. Actualmente estamos en la unidad neonatal, pero es un chico fuerte y es el lugar más seguro para él en este momento”.

Jessie Cave tras a luz a su tercer hijo. Foto: vía Instagram (@jessiecave).

 

“Las parteras (Magda y Daisy) y los médicos y enfermeras neonatales han sido increíbles (la primera en darnos la bienvenida a la sala se llamó Rosaria y fue extremadamente reconfortante). Gracias por todos los buenos deseos cósmicos”.

También agradeció el apoyo de su marido en su publicación: “Gracias por ser tan maravilloso (de nuevo) y tomar esta foto en los segundos después de que él naciera y momentos antes de que lo sacaran de nuestros brazos … honestamente, uno de los momentos más difíciles de mi vida … .. Ojalá esté pronto con nosotros y será aún más perfecto”. Y finalizó: “Gran amor y respeto por todas las madres que han experimentado la unidad neonatal antes que nosotros, junto con nosotros”.

/Gap