El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba (RN) y el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, inspeccionaron este jueves el avance de las obras de la autopista que se está realizando en Américo Vespucio Oriente (AVO I).

Tras el recorrido por uno de los tramos de los trabajos, la máxima autoridad comunal aprovechó de alertar a los vecinos y a quienes transitan por el lugar de que la construcción traerá problemas de congestión.

“Evidentemente para hacer tortillas hay que romper huevos, aquí vamos a tener problemas”, señaló Torrealba, quien añadió que “yo quiero aprovechar esta oportunidad para pedirle a los vecinos toda la cooperación, la comprensión, de entender que esta, que es una solución fantástica a partir de abril del 2022, va a requerir algunos momentos de dificultad”.

Una de las soluciones que pretende ejecutar el alcalde para paliar la congestión vehicular que se formará en este tramo, es la eliminación de la vía exclusiva para buses. “Américo Vespucio tiene una vía exclusiva para el transporte público, que es muy importante y lo entendemos (…) mientras estemos construyendo las obras, cuando no hay tres pistas en superficie.

(Por eso) le vamos a pedir a la ministra (de Transportes, Gloria) Hutt, y al Ministerio de Transportes, que siempre ha sido muy colaborador en esto, que tenga la amabilidad de suspender esto”, manifestó.

Prosiguió explicando que esta medida se debería a que “hay mucha gente, ustedes mismos, que se puede haber visto sorprendida con una infracción de tránsito por circular por las pistas exclusivas, cuando evidentemente no hay otro lugar por el que circular en este minuto”.

En un principio, desde el municipio de Vitacura hubo reparos a la megaobra, pues cambios en los planos amenazaban con quitar 15,4 hectáreas de las 18,4 que tenía el parque de Vespucio ubicado en el bandejón central.
/gap