Ha sido una de las asignaturas pendientes de los smartphones durante los últimos años. Los fabricantes han puesto toda la carne en el asador para que sus buques insignia tiren las mejores fotos nocturnas.Pero solo un pequeño puñado de terminales es capaz de lograr un resultado decente cuando las condiciones de luz son muy adversas. Vamos a echar un vistazo cómo se comportan el nuevo Galaxy S10+, Píxel 3 y iPhone XS en este tipo de condiciones.

Podemos presumir de muchos megapixeles o de varias cámaras traseras, pero en ocasiones la verdadera prueba de estrés de la fotografía móvil se realiza de noche. En ella podemos ver cuánta luz en capaz de capturar cada uno de los sensores y cómo la devuelve al software de la cámara para procesarla y mostrar el resultado final. Aquí afectan tantos factores que sería difícil nombrarlos todos. La gente de PhoneArena ha salido con los tres terminales a la calle y ha realizado pruebas de fotografía nocturna.

Prueba extrema casi sin luz

Como vemos en esta fotografía, el edificio se encontraba prácticamente sin luz en una zona muy oscura. En este caso tan extremo, vemos como el modo Night Scape del Google Píxel 3 hace un gran trabajo, seguido de Samsung y mucho más lejos queda la foto apagada del iPhone XS. Aunque algunos pudieran pensar que el iPhone está mostrando un aspecto más real de la imagen, y en parte es cierto, no obstante la ocasión requería ver lo que se estaba fotografiando, y en ese sentido sus rivales han sido superiores.

Imagen noche comparativa

Modo retrato nocturno

En una toma capturada con las cámaras frontales de los tres dispositivos, vemos que el Píxel 3 vuelve a captar más luz, seguido del Galaxy S10+ y ambos, lejos nuevamente de los resultados del iPhone XS.

Imagen noche comparativa frontal

En la siguiente imagen nocturna, tomada con algunas luces de fondo, el Galaxy S10+ se muestra más fiel a la realidad, ya que en esta ocasión el modo Night Sight del Píxel 3 tiende a sobre-iluminar algunas zonas, como podemos ver en la parte de los setos, creando la sensación de una falsa luz natural.

Imagen noche comparativa

En la última imagen vemos una pizzería con varios neones y luces tanto interiores como exteriores, en una noche igual de cerrada. El Galaxy S10+ hace un buen trabajo con los colores de los letreros de Neon que son difíciles de capturar. Las diferencias en este caso, con más luz, son más sutiles entre los tres terminales. El Píxel 3 muestra una imagen algo más saturada, pero luce un rango dinámico superior al iPhone XS.

Imagen noche comparativa 01

/psg