La diputada de Renovación Nacional, Ximena Ossandón, reconoció que dos de sus hijos participaron en una de las fiestas masivas celebradas en domicilios particulares del balneario Cachagua durante diciembre y agregó que actualmente ambos se encuentran en cuarentena debido a que se contagiaron de coronavirus.

Esta información ya había comenzado a circular ayer por redes sociales cuando se filtró el nombre de joven de 19 años, quien habría concurrido a uno de los eventos junto a uno de sus hermanos, lo que fue posteriormente confirmado por BioBioChile.

“Esto es una vergüenza para mí en lo personal. No tengo mucho que decir, sino que pedir disculpas a las personas que se sienten ofendidas”, expresó la legisladora en conversación con el matinal Contigo en la Mañana de Chilevisión.

La diputada además sostuvo que “esta juventud tiene muchísimos privilegios” y dijo que comparte que “hay una responsabilidad de élite” en este polémico caso. “Me da mucha vergüenza estar aquí enfrentando todo eso”. “Tengo un dolor en el alma que no se los explico”, reiteró.

Ossandón también reveló que uno de sus hijos está cumpliendo la cuarentena “en la playa” y que el otro se encuentra “aislado” en su domicilio. Ella, además, comentó que también está siguiendo esta medida de manera preventiva, ya que cuida a sus padres que son adultos mayores. “Sí, se contagiaron, están en cuarentena. La juventud se siente muy bien”, expresó sobre el estado de salud de los jóvenes.

Consultada si su hijo mayor de edad se autodenunciaría -siguiendo el ejemplo del Presidente Sebastián Piñera tras haber paseado sin mascarilla en Cachagua- la diputada contestó: “No lo pensé porque nos enteramos todos cuando empezó a salir este tema por las redes sociales porque yo estoy aquí en Santiago. Pudo haber sido una buena idea pero no se me ocurrió hacerlo”.

En este sentido, explicó que ya se conocen los nombres de sus hijos y que tanto la Intendencia de Valparaíso como la Municipalidad de Zapallar ya anunciaron las acciones legales correspondientes.

/psg