La economía de Estados Unidos (EE.UU.) se desaceleró menos de lo previsto en el cuarto trimestre, con cifras sólidas tanto en el gasto del consumidor como de las empresas, y cerró 2018 con un crecimiento levemente inferior al objetivo de 3% del gobierno del presidente Donald Trump.

El Producto Interno Bruto (PIB) subió a una tasa anualizada de 2,6% en el cuarto trimestre tras la expansión de 3,4% entre julio y septiembre, informó el Departamento de Comercio el jueves.

La economía estadounidense creció un 2,9% en 2018, su mejor desempeño desde 2015 y superior que el avance de 2,2% de 2017.

/gap