Las principales escuelas de samba de Río de Janeiro, protagonistas de uno de los carnavales más famosos del mundo, anunciaron este lunes que realizarán sus tradicionales desfiles el 10 y el 11 de julio de 2021 con la condición de que para la fecha ya exista una vacuna contra la COVID-19.

En septiembre pasado las escuelas dejaron en suspenso el Carnaval de Río, el evento festivo más importante de Brasil y uno de los más famosos en el mundo, al cancelar los desfiles que estaban previstos para febrero de 2021 por causa de la pandemia del coronavirus y plantear la posibilidad de aplazarlos o cancelarlos definitivamente.

Según la Alcaldía, aglomeraciones del nivel promovido por una fiesta como el Carnaval suponen un gran riesgo para un país como Brasil, actualmente el segundo con más muertes por COVID en el mundo después de Estados Unidos, con más de 166.000 fallecidos, y el tercero con más contagios, con unos 5,9 millones de casos.

En una nueva reunión plenaria realizada este lunes, las protagonistas del Carnaval manifestaron su apoyo a la propuesta para realizar los desfiles en la primera quincena de julio, desde que ya exista una vacuna contra la pandemia.

En su reunión de hoy, la Liga de las Escuelas de Samba del Grupo Especial (Liesa) aseguró que “la idea es que podamos tener un desfile competitivo en julio. La posibilidad que planteamos es que podamos realizar los desfiles los días 10 y 11 de julio. Por eso les comunicamos a las escuelas que ya pueden buscar el patrocinio y comenzar a prepararse para que todas estén listas“, afirmó el presidente de la Liesa, Jorge Castanheira, en declaraciones que concedió tras la cita.

/gap