Los Samsung Galaxy S10 están listos para salir al mercado. La pre-compra de los Galaxy S10, Galaxy S10+ y Galaxy S10e puede ya realizarse y se espera que los dispositivos comiencen a llegar a sus propietarios a partir del próximo 8 de marzo. Todos los usuarios que adquieran los nuevos Galaxy S10 querrán protegerlo como es debido, ya sea mediante una funda, un buen cristal templado o las dos cosas. Ahora, la resistencia del Galaxy S10 ha sido puesta a prueba en YouTube mediante unas duras pruebas de durabilidad de las que no ha salido tan mal parado.

Ha sido Zach Nelson, el famoso youtuber del canal JerryRigEverything, quién ha tenido en sus manos un Galaxy S10 nuevo y flamante que ha sido sometido a una dura prueba de resistencia. El conocido youtuber ha rayado, quemado y doblado el Galaxy S10 para comprobar su durabilidad. Un usuario de a pie nunca llegará a someter a su Galaxy S10 a este tipo de pruebas, pero éstas intentan demostrar en cierta medida cómo sería el comportamiento del dispositivo ante algunos accidentes fortuitos o el comportamiento de su pantalla con el paso del tiempo.

Rayando la pantalla

El vídeo comienza con un rayado de pantalla progresivo. En primer lugar, el youtuber consigue despegar el protector de pantalla que Samsung coloca de serie y que está pensado para evitar que se raye con el roce habitual de llaves y otros elementos que suelen entrar en contacto con nuestro terminal en el día a día. La pantalla del Galaxy S10 se raya cuando Zach Nelson llega al nivel seis. También se realizan pruebas de resistencia tanto en los laterales como en la rejilla del auricular. En ambos casos y pese a la insistencia, el resultado es bueno pese a que sus marcas son evidentes y prácticamente inevitables.

Aguantando el tipo

Uno de las pruebas más duras a las que se ha sometido al Galaxy S10 es a la duración de su sensor de huellas integrado en pantalla. El testeo ha intentado averiguar a que nivel de daño en la pantalla dejará de funcionar el sensor. Como vemos en el vídeo, solo comienza a fallar a niveles de rayado en el que los surcos son muy intensos y que ningún usuario va a realizar nunca de forma casual. El Galaxy S10 sorprende en las pruebas de quemado y doblado, en las que su funcionamiento no se ve alterado en ningún momento.

/psg