Llegó Marzo, y el país retoma su agenda legislativa, y con respecto al debate de la reforma previsional enviada por el gobierno, se comienza enviando una minuta, por parte de la oposición, y por lo mismo, costará muchísimo ponerse de acuerdo en un tema tan sensible para todas las personas.

Lamentablemente, estas discusiones son pan de cada día, la oposición de turno está solicitando cambios con criterios diferentes a los enviados, y así pasan los días, los años y mantenemos las pensiones miserables, porque la clase política no puede ponerse de acuerdo, porque prima siempre los intereses políticos que mejorar las pensiones de la gente común y corriente.

Este proyecto de reforma previsional,abarca muchos aspectos que si bien, es necesario tomar decisiones tal vez no del gusto de todos, pero son importantes y que vayan en la dirección correcta, que es mejorar las pensiones actuales, proteger a los más vulnerables, y principalmente entendernos con dialogo, y que tengamos un debate serio, un debate de sugerencias a modificar pensando siempre en el bienestar de los pensionados de hoy y de los pensionados de las próximas generaciones.

Sin embargo, el tema previsional, la discusión que se avecina, es bastante incierta y seguro que será un proceso largo y difícil de concluir este año 2019. Lo que en verdad todos concordamos es que las pensiones en nuestro país es un lastre que se arrastra por más de 4 décadas y no es fácil solucionar, porque es un tema de recursos y también político.

Es un desafío enorme, no sólo para el gobierno de turno, sino para todas las entidades relacionadas con el sistema previsional y principalmente sabiendo que es un tema país, y no debe ser tomado a la ligera, como “negar la sal y el agua”, para un proyecto tan emblemático, porque va más allá de lo que dura un gobierno, sino que marcará en definitiva, el que queremos como país para nuestros futuros pensionados.

Es de esperar que nuestros congresistas estén a la altura de dar una respuesta en vías a mejorar las pensiones de la mayoría de nuestros adultos mayores, y dejar las diferencias ideológicas fuera del debate de la reforma previsional.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com