El 2018 fue el año de la profundización de la crisis financiera y de gestión que atraviesa  Televisión Nacional de Chile (TVN) hace más de una década. Las pérdidas acumuladas de TVN en el periodo 2014 a 2017 son de casi $56.000 millones, y las cifras rojas de la estación televisiva sumaron más de $ 11.000 millones entre enero y septiembre del año pasado.

Tal ha sido el impacto que han generado los malos resultados que el gasto en remuneraciones de la compañía durante 2018 cayó a su menor nivel en siete años. El número total de trabajadores del canal en el mismo lapso de tiempo disminuyó en 34%, siendo el más bajo desde 2011, según cifras publicadas recientemente por Transparencia Activa.

De la misma forma, el vínculo también da muestras de un deterioro. En 2011, 1.201 empleados contaban con contrato indefinido, siete años después dicho privilegio solo alcanzó para 851 trabajadores. En dicho lapso los empleados con contrato de plazo fijo disminuyeron en 60%.

 

En medio de este complicado panorama, en la estación reclaman que aún no llegan los recursos que comprometió el gobierno con el apoyo del Parlamento para mejorar la situación financiera del canal.  En efecto, en octubre del año pasado el gobierno aprobó US$22,3 millones para inversiones, como la implementación de la TV Digital. Se trata de un monto menor en comparación a los US$45 millones que exigió la estación televisiva en el marco de su Plan de Negocios presentado a la Dirección de Presupuesto.

No obstante, dichos recursos hoy son de suma urgencia para TVN. Así lo detalló su vicepresidenta Adriana Delpiano, quien dijo no entender cómo es que el Ejecutivo ha demorado tanto en entregar los recursos que comprometió.

“Estamos preocupados realmente, porque tenemos un directorio que está funcionado bien y un presidente que está trabajando bien, pero no nos han soltado ningún solo peso. Me parece que esto es muy complejo”, sostuvo la ex secretaria de Estado.

“Creo que en general el Ministerio de Hacienda alarga y alarga las cosas, porque trata de evitar gastar recursos antes, pero esto es ley de la República. Por lo tanto, esto tiene que cumplirse. Nosotros en mayo tenemos que dar cuenta al Senado de lo avanzado y por cierto, este tema, es una preocupación y así lo hemos hecho ver el directorio”, complementó a La Tercera PM.

Por otra parte Rodrigo Cid, director que ocupa el escaño de los trabajadores, sostuvo que “hay una gran preocupación por una suerte de abandono del Ejecutivo hacia TVN, en el sentido de no agilizar la entrega de recursos que fueron aprobados por una ley de la República. Al final pareciera que el objetivo principal era sólo sacar al Director Ejecutivo del canal y después no se habló más de TVN”.

“Las cosas se siguen complicando desde el punto de vista económico y financiero por la gran mochila que carga TVN producto del endeudamiento  que tuvo que recurrir para seguir operando”, añadió el periodista que toda su carrera la ha desempeñado en el canal público.

Desde la Dirección de Presupuesto respondieron: “No existe retraso en este sentido dado que de acuerdo a la ley hay un plazo de 24 meses”, y sólo han transcurrido dos meses. La repartición que depende del Ministerio de Hacienda aclaró que dicho lapso de tiempo fue establecido por la Ley de Presupuesto de 2019.

Negociación colectiva en marcha

Otra de las preocupaciones que mantiene alerta a los trabajadores de la señal pública es la negociación colectiva que se lleva adelante. Son en total más de 800 empleados, los cuales se encuentran sindicalizados y buscan mantener los beneficios alcanzados.

De acuerdo a los plazos legales, la administración de TVN que lidera la Directora Ejecutiva (s) Alicia Zaldívar -gerente general- entregará finalmente esta semana una nueva contra propuesta a las formuladas por los tres sindicatos que ven con preocupación el proceso.

Según trascendió en una primera propuesta, la administración propuso reducir una serie de beneficios, como un pago reducido de las horas extraordinarias y turnos de fin de semana. El objetivo del presidente del directorio de TVN, Bruno Baranda es reducir los beneficios en un 20%.

“Quieren pagar estrictamente lo legal que es 50% de las horas extras. Hoy por contrato colectivo si uno va el domingo a trabajar, te pagan el 100%”, sostuvo un trabajador que pidió reserva de su identidad.

Posteriormente la oferta será sometida a votación durante la próxima semana. En términos simples, los trabajadores deberán decidir entre la huelga o bien acogen el último ofrecimiento del canal.

/gap