Kennedy Summers es una curvilínea modelo nacida en Alemania el 3 de marzo de 1987. Alta, de cabello rubio, ojos azules y un intelecto verdaderamente superior. Con una licenciatura en antropología, Kennedy ha dedicado parte de su vida al estudio y el modelaje. “He modelado muchos años”, dice Kennedy. “Me encanta mi carrera, porque me permitió viajar por todo el mundo”. Con visitas a Italia, Alemania, Francia, Japón, Singapur y Hong Kong, ella es la definición de una modelo internacional. “Convertirme en una cirujana plástica y tener mi propia clínica es mi sueño anhelado”, afirma.

 

/psg