Como un “lento inicio de año” calificó el mercado el escenario económico que se abre este 2019. Lo anterior, después de que el Banco Central diera a conocer que la economía chilena se expandió en enero un 2,4% en doce meses, ubicándose en el rango inferior de las expectativas.

Sin embargo, más allá del análisis de las entidades respecto al desempeño del sector minero y el no minero, el mercado coincidió en la dificultad de alcanzar las estimaciones que mantiene Hacienda para el PIB de 2019. En ese sentido, si desde la cartera proyectan un 3,8% para el año, los analistas ven un escenario menos acelerado.

“La minería estuvo detrás del débil inicio de año, pero el robusto desempeño de servicios fue positivo”, comentaron los economistas de Itaú en su análisis económico y agregaron: “La actividad en el primer semestre de 2019 decepcionaría, en especial con la minería enfrentando una alta base de comparación”.

Sin embargo, “la recuperación de los precios del cobre probablemente impulsarán una robusta inversión durante el año, mientras que una baja inflación y una política monetaria expansiva serán favorables para el consumo”.

Por su parte, desde Scotiabank, los analistas anticiparon que “la debilidad cíclica permanecerá hasta mediados del 2019 de la mano de lomos de toro desde el frente externo, pero también dificultad, lentitud y eventual ausencia de consenso para aprobar reformas claves para re-impulsar inversión y empleo, particularmente el proyecto de Modernización Tributaria”.

Aunque de todas formas recalcaron que la cifra de enero “no debería ser leída por el mercado como satisfaciendo consenso sino superándolo, pues denota una aceleración relevante y dentro de las más altas para el primer mes del año para el sector no minero de la economía. En consecuencia, marca un buen inicio de año, que de tener una favorable recuperación de la producción minera los próximo meses”.

Desde Libertad y Desarrollo, la economista senior Carolina Grünwald, consideró que “luego de este nuevo dato de actividad mensual, aun cuando la incidencia negativa venga por el lado de la actividad minera, es bueno recordar que el crecimiento económico no está dado”.

“Es necesario impulsarlo, para lo cual la aprobación de proyectos de ley, como el de Modernización Tributaria, es esencial”, enfatizó la economista, en línea con lo planteado por Scotiabank.

Por su parte, desde Snatander destacaron que el 2,4% de enero “marca un lento inicio del año” y que estuvo por debajo de lo esperado.

Las proyecciones para el PIB en 2019

Tras el dato del Imacec de enero, Valentina Rosselli, economista de Econsult, comentó que la cifra “nos lleva a afirmar que la economía mantiene un buen ritmo de expansión y el dato de enero fue levemente menor a lo esperado en gran parte debido a la caída del sector minero”.

“Para el Imacec de febrero esperamos un crecimiento cercano al 2,9%. Consistente con esto, para el 2019 en nuestro escenario base mantenemos un crecimiento de 3,5%, con sesgo al alza”.

Desde Scotiabank, estimaron que “la economía crecería 3,2% el 2019, con un primer semestre en torno a 2,5% a/a y el segundo con una difícil pero no imposible expansión de 3,8%”. Así, agregaron que “crecer 3% o algo más el 2019 es aún posible”.

“Tenemos que recordar que, si la economía mantiene la velocidad del segundo semestre de 2018 durante todo el 2019, el PIB 2019 crecería entre 2,0% y 2,5%”. Por ello, “se requiere una aceleración relevante cuyo principal origen consideramos solo podría provenir desde el frente interno”.

En el caso de Itaú, sus analistas proyectaron un crecimiento del PIB de 3,2% este año, mientas que de Santander recalcaron que los antecedentes conocidos en el Imacec de enero serán “clave” en la evaluación que hará el Banco Central en su próximo IPoM, instancia en la que el ente rector “podría revisar el ritmo de retiro del estímulo monetario que ha comunicado al mercado”.

/psg