El director de la PDI, Héctor Espinosa, hizo un balance sobre el labor de la policía civil durante el año 2020, pero además, una radiografía de los delitos y del crimen en Chile.

Espinosa se mostró preocupado por el aumento de un 26% en los actos de homicidio y las nuevas modalidades de crimen.

“Hay mucho armamento que anda dando vuelta y ese es un tema que nos preocupa. Hemos ido sacando de circulación más de 1400 armas de fuego en 2020”, dijo.

“Hasta hace un tiempo atrás había violencia, pero la violencia no estaba en esto del respeto a la vida. Nosotros como país teníamos un respeto a la vida en todo ámbito. Sin embargo, nos hemos ido centroamericanizando por decirlo de alguna manera, porque en Centroamérica el respeto a la vida es bastante relativo”.

“Yo estuve dos meses de mi carrera en San Salvador y habían 40 homicidios diarios en San Salvador, entonces las investigaciones allá eran para efectos estadísticos”, argumentó.

Al respecto, sostuvo que en el país hay crímenes que antes se desconocían y que podrían haber sido importadas desde el extranjero, como el sicariato.

/psg