Otra vez el Paris Saint Germain pierde una eliminatoria de manera inexplicable. Si hace dos años estábamos consternados por su eliminación con el Barcelona, hoy no es para menos en el Parque de los Príncipes.

Un equipo de Thomas Tuchel que venia con la moral en alto y un pie dentro de cuartos de final en la Champions League prácticamente, luego del triunfo conseguido en Manchester por 0-2.

Esa gran actuación no permitía pensar que quizás los diablos rojos dieran vuelta la serie, sobretodo porque la condición de visitantes para Solskjaer no era la más cómoda para enfrentar el duelo decisivo.

Pero todo parece haber funcionado al revés de como se pensaba y sin hacer un gran fútbol, el Manchester United encontró un gran premio si lo comparamos con su disposición frente al PSG en Paris.

Todo empezó color de rosa para los visitantes, que coincidentemente vestían una suave tonalidad de ese color en su camiseta contrastada con el blanco del pantalón.

A los 2 minutos de iniciado el compromiso, Lukaku aprovechó un mal pase de la defensa parisina hacia atrás para manejar el balón en la entrada de la zona de peligro, luego eludir a Gianluigi Buffon, casi cayéndose y sin ángulo dejar el balón reposar en las redes para dejar todo con un marcador de 0-1

La forma de atacar que tenían los ingleses era por medio del contragolpe, de esperar bien al PSG en defensa para poder salir de forma rápida con  Jesse Lingard y el “picante” Marcus Rashford. Recordemos que incluso no contaban con el suspendido Paul Pogba, y sí, igual se las arreglaron para complicar a su rival.

Los parisinos tuvieron el control de la esférica y chances de convertir, pero el partido no estaba para eso, si no mas bien para sufrir el resto de minutos que quedaban por jugar en la capital francesa.

Sin embargo tanto insistió el PSG  que al fin encontró el gol y se desató la celebración contenida de los franceses, gracias a Juan Bernat que a los 11` empujaba el balón en la boca del arco tras un centro que se paseó por toda el área chica sin ser despejado por el Manchester.

Con el 1-1, los locales siguieron teniendo el control del balón y las ocasiones para marcar. Tuvieron una de Dani Alves, otra de Julian Draxler e incluso Mbappe, que con Di María trataron de llevar peligro a una portería bien resguardada por el español David De Gea.

Todo se fue a negro a los 30 minutos para el equipo de Neymar, que pese a alentar desde la grada no pudo evitar el segundo gol de Lukaku, luego de un remate de Rashford que fue mal desviado por Buffon, y le dejo servida la ocasión de gol al belga que por supuesto no desaprovechó.

En la segunda parte el partido siguió siendo controlado por el PSG, que ingenuamente se arrimaba a las cercanías del área contraria para convertir un gol que lamentablemente para ellos jamás llegó.

Es más, los dirigidos de Ole Gunnar Solskjaer aprovecharon su repliegue para salir con contras rápidas a conseguir un gol. A los 90` llegó la polémica jugada del partido.

El VAR concedió penal para los ingleses por mano de Kimpembe en el área parisina. El colegiado Damir Skomina confirmó la información que le entregaban desde las pantallas y cobró el lanzamiento desde la pena máxima, que un joven Marcus Rashford convirtió y así se demostraron las dos caras de la moneda; la felicidad por el lado del Manchester United y la profunda pena y decepción de la parcialidad francesa fanática del Paris Saint Germain.

Con este triunfo por 3 a 1 se termina la primera jornada doble de octavos de final de Champions League. Ya vimos la sorpresa de la que fue parte el Real Madrid enfrentando a un Soberbio Ajax de Ámsterdam. Ahora los mancunianos deben esperar pacientes el sorteo de los 16 mejores de la competición

¿Sera esta la posibilidad a la que se aferre Alexis Sánchez para ganar la Liga de Campeones?

Puedes revisar el resumen extendido del partido aqui:

Por: F.A.O