La cantante Mel B, dijo en una entrevista para The Guardian, que tras romper con el productor Stephen Belafonte fue a que le “exfoliaran el interior de su vagina y le pusieron un tejido nuevo”.

La ginecóloga Jen Gunter dijo de que ninguna mujer debe buscar realizarse dicho proceso: “La pared vaginal se regenera por sí sola cada 96 horas, y sus células cada cuatro horas. Si quieres librarte de cualquier resto físico de un hombre, tu vagina hará todo el trabajo por ti”.

Gunter, menciona que: “Cualquier rasguño en el tejido vaginal puede dañar el ecosistema vaginal, además de agravar los síntomas de un hipotético virus del papiloma humano o de verrugas genitales”, explica Gunter. “También puede aumentar la exposición de una mujer a una posible infección”.

Mel B terminó su relación con Belafonte el 21 de marzo de 2017 por acusaciones de malos tratos, abusos sexuales, engaños y numerosos litigios judiciales. Poco después se hizo esta operación de alto riesgo para su salud íntima.

Así lo mencionó en el podcast Table Manners: “Fui a mi médico y le dije, ‘no quiero que la última persona que ha estado en el interior de mi vagina sea ese monstruo’. Entonces me examinó y me explico que legalmente no podía hacer nada al respecto porque en realidad no necesitaba ninguna operación”.

Este consejo no detuvo a la cantante británica, quien acabó pidiéndole a este ginecólogo el exfoliamiento vaginal.

Hacer pública esta acción post divorcio ha puesto a los ginecólogos en guardia ante la posibilidad de que se instaure como una moda.

Imagen relacionada

 

Resultado de imagen para Mel b sexy

/psg