El dólar extiende su racha alcista en los mercados internacionales, en medio del renovado clima de nerviosismo entre los inversionistas por señales de desaceleración global.

En lo que va de las operaciones, el Dollar Index -que mide el desempeño de la divisa frente a seis monedas del mundo opera con fuerte avance de 0,55% y se ubica en su nivel más alto desde diciembre del año pasado.

El desempeño de la divisa norteamericana en el exterior está en línea con las nuevas señales de un menor dinamismo en las principales economía del mundo.

Esta mañana, el Banco Central Europeo (BCE) informó que mantendrá la tasa referencial en 0,0% hasta “al menos fines de 2019”, aplazando su idea de concretar un alza en los intereses a mediados de este año (verano boreal). La decisión se debe a que el deterioro de las economías de la Zona Euro es más fuerte de lo que había anticipado el central europeo en diciembre del año pasado.

Tras la noticia, el euro opera con una caída de 0,65% y se ubica en 1,12 unidades por dólar, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado, “lo que indirectamente fortalece a la moneda norteamericana”, explica el analista de XTB Latam, Carlos Quezada.

En el plano local, al cierre del mercado interbancario, el dólar se cotizó en los $666,1 lo que representa una fuerte alza de $6,8 respecto al cierre anterior.

A la fortaleza de la divisa estadounidense, se suma la caída en los precios del cobre, de gran referencia para la moneda nacional. Los contratos de metal rojo para marzo caen 0,27% y se ubican en los US$2,91 la libra en Londres debido a la ausencia de noticias por negociaciones comerciales.

Con este panorama, solo tres monedas emergentes se aprecian frente al dólar. En la vereda opuesta, el peso argentino y el rand sudafricano lideran las bajas con retrocesos de 1,94% y 1,57%. En tanto, el peso chileno es la quinta moneda emergente que más cae.

“Para mañana debemos estar pendientes a lo que pase con el empleo no agrícola en EEUU. Un dato sobre los 181.000 que espera el mercado, mantendría la presión alcista para el dólar, donde podríamos ver el cierre de la semana muy cerca de los 670 pesos”, anticipa Quezada.

/psg