Esta noche Chile enfrentará en el Monumental a Venezuela por las clasificatorias para Rusia 2018. La Fifa ha sido clara y tajante con Chile y adviertes que no se podrán tener actitudes racistas o discrimatorias de parte de la hinchada nacional.

En la década del 70 y entrado los 80 cuando equipos chilenos jugaban en Argentina, la hinchada local le cantaba “chilenos muertos de hambre” y otros dichos que hoy serían consideraros racistas y discrimatorios por lo que serían sancionados los estadios.

La Fifa ha sido implacable con Chile por cánticos y gritos propios de una hinchada enfervorizada y está pagando los castigos del ente que rige el fútbol del mundo. En el 2016, el ente rector del fútbol mundial impuso cinco castigos para Chile que han consistido en multas económicas y también en la prohibición de jugar algunos encuentros como local en el Estadio Nacional, por cantos homofóbicos.

En la previa al partido Chile-Venezuela, Hugo Muñoz, director de la ANFP explicó que “palabras como puto, maricón, negro están prohibidas”, al igual que cánticos discriminatorios.

“Chile ha sido reiteradamente sancionado y estamos jugando hoy en el Monumental, estadio que nos encanta en lo deportivo, pero no es nuestra casa como lo es el Estadio Nacional. Estamos jugando acá sancionados. Si el comportamiento se mantiene de forma inapropiada por la gente del estadio, vamos a volver a ser sancionados, ya no con la quita de la condición de local, sino que con encuentros sin público. Hasta podríamos llegar a la más grave sanción de que nos hagan jugar de local en el exterior” indicó el Director de la ANFP.

/gap