Un día después de los disturbios en el Congreso de los Estados Unidos, que dejaron un saldo de al menos 5 muertos y decenas de heridos, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves que “los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia estadounidense”, su más contundentes crítica al accionar de sus seguidores durante la sesión especial para certificar los resultados de las elecciones del 3 de noviembre.

“Estados Unidos es y siempre será una nación basada en la ley y el orden”, señaló Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter.

“A aquellos que incurren en actos de violencia y destrucción, les digo que ustedes no representan nuestro país; y a los que quebraron la ley, pagarán”, agregó.

Trump, quien hasta el miércoles se rehusaba a reconocer los resultados de las elecciones en las que se impuso el demócrata Joe Biden, aseguró en el video que se concentrará ahora en asegurar una transición de poder ordenada.

“Una nueva administración asumirá el 20 de enero. Me concentraré ahora en asegurar una transición ordenada, intachable y sin problemas”, dijo.