El dólar terminó la jornada, la última de la semana, con un fuerte salto que lo empujó a máximos de seis semanas frente al peso chileno.

Al cierre de las operaciones en el mercado interbancario, la divisa estadounidense se ubicó en una punta vendedora de $ 671,50, lo que supone un salto de $ 5,4.

La cotización se produjo en medio de un adverso escenario para las bolsas mundiales debido a malos datos del comercio exterior de China y también por las cifras de empleo en EEUU, que acentuaron los temores sobre la salud de la economía global.

“Las importaciones cayeron un 5,2% en febrero, lo que ha despertado los peores temores sobre el motor de la segunda economía del mundo. Sin embargo, los datos de China en los primeros dos meses deben tratarse con cautela debido a las distorsiones provocadas por el calendario del feriado público del Año Nuevo Lunar”, indicó Cesar Valencia, analista de Alpari Chile.

Por otro lado los expertos coinciden que será muy relevante para el tipo de cambio y el metal rojo lo que ocurra con la guerra comercial entre China y EEUU.

“Clave para los próximos días será lo que pase con la guerra comercial. En ese contexto, hoy Donald Trump sembró algo de incertidumbre, diciendo que el acuerdo con China no era algo seguro. De mantener esta postura, podríamos ver nuevas caídas en el precio del cobre, que llevarían al USD a buscar el siguiente techo en $677-$680”, explicó Carlos Quezada, analista de mercados de XTB Latam.

A nivel global en tanto el dólar index anota su primer descenso tras 7 alzas consecutivas, y este viernes cae 0,37% frente a una canasta de divisas.

Esto se explicaría por los datos laborales peores a lo esperado en EEUU, donde se crearon 20 mil puestos de empleo en el mes de febrero, una cifra que se quedó muy por debajo de las expectativas de los analistas que esperaban un número cercano a 180 mil para el segundo mes del año.

Además persisten los temores sobre una desaceleración de la economía global.

/psg