Dentro de los gastos de marzo el pago del dividendo más de alguna vez ha generado desequilibrios en el presupuesto familiar, y por lo mismo, la idea de evaluar un refinanciamiento siempre será un recurso necesario para reajustar la carga financiera.

¿Será un buen momento para hacerlo?  Lo cierto es que las tasas aún están en niveles bajos como para acercarse al banco o entidad financiera y negociar en mejores condiciones, según coinciden expertos en la materia.

Así lo cree Patricio Gana, socio principal de AK Contadores, quien comenta que es una buena oportunidad para los clientes de esta industria. “Las tasas que tenemos hoy no se mantendrán para siempre. Hay una oportunidad histórica”, remarca.

Y no solo es buen momento para refinanciar. Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil cree que lo es para solicitar un crédito. “Creemos que es un buen momento para solicitar un crédito y un refinanciamiento, esto debido a que hoy en día los bancos están otorgando hasta un 90% cuando es primera vivienda y a la vez las tasas han mejorado mucho, ya que están en un rango de 2,9% a 3,8%”, explica.

Sí Lecaros hace incapié en que siempre es importante hacer evaluaciones caso a caso.

Negociar informado

Para conseguir una mejor tasa, lo primero es cotizar entre varios bancos, recomiendan, aunque lo anterior mucho depende del perfil en particular, repara el CEO de Inversión Fácil.

Tener un comportamiento regular, bajo nivel de deuda o una deuda controlada es siempre bien visto, señala el experto. “Un buen aliciente es abrir una cuenta corriente con un banco, eso puede mejorar las condiciones”, apunta.

Pero no solo la tasa determina si se ha negociado bien o no. Ampliar el plazo y quedar con una carga más liviana que permita un pago más cómodo y que evite que la persona deba recurrir a otras fuentes de financiamiento es resultado de una positiva gestión.

Los seguros también cuentan

 A la hora de cotizar también es relevante la elección del seguro. “Muchas veces los seguros (sobre todo los más baratos) sólo aseguran el capital que se pidió prestado, pero no comprenden la propiedad, y en un país sísmico como el nuestro es importante tener seguros de buena calidad, que protejan el patrimonio”, señala.

Esta decisión dependerá de cada banco, dice Lecaros, “ya que los seguros vienen en el pack que se contrate, por lo que hay que considerar el monto de la prima a pagar”.

/gap