El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó hoy al gobierno de Chile de tener una “actitud pinochetista” por exigir visado a su ministro de Defensa, Reimy Ferreira, para ingresar a territorio chileno.

“Ahora, no dejan entrar al ministro de Defensa como en tiempos de dictadura pinochetista. Todo por ocultar la verdad y defender el contrabando”, dijo Morales en un tuit haciendo referencia al gobierno dictatorial de Augusto Pinochet.

El gobierno de Chile advirtió hoy al ministro de Defensa de Bolivia, Reimy Ferreira, que deberá solicitar visado para ingresar al paí­s, donde pretende visitar a nueve compatriotas detenidos.

“Resulta sorprendente que alguna autoridad boliviana anuncie viaje cuando tiene que solicitar una visa como corresponde en nuestro paí­s”, dijo el canciller Heraldo Muñoz. (foto)

El canciller, que acompaña a la presidenta Michelle Bachelet en una visita a Haití, dijo que responderá “por la ví­a formal a solicitudes de visa”. Aparentemente, Ferreira no solicitó todavía el documento.

Además, Muñoz recordó que, en el caso de funcionarios bolivianos, éstos deben avisar oportunamente a Chile los motivos de su viaje al país.Inicialmente, Ferreira tenía previsto llegar hoy a Iquique, para visitar a dos militares y siete funcionarios de la aduana de Bolivia que se encuentran detenidos desde el 19 de marzo en un penal de la localidad de Alto Hospicio, por orden de un tribunal que los acusa de supuesto cruce ilegal de territorio, contrabando y robo, entre otros delitos.

El grupo fue arrestado en territorio chileno, en el sector fronterizo de Colchane, según denunció el Ministerio Público. La jueza a cargo del caso decretó prisión preventiva por 120 dí­as.De acuerdo a la versión de las autoridades chilenas, los hechos ocurrieron en la mañana del domingo, cuando los acusados supuestamente dispararon contra un camión chileno, obligaron al chofer a entregar las llaves del vehí­culo y escaparon con destino a Bolivia, pero fueron interceptados antes en suelo chileno.

La Paz sostiene que el grupo combatí­a el contrabando en su territorio.El nuevo incidente deteriora aún más las relaciones chileno-bolivianas, ya dañadas por el conflicto marí­timo que mantienen ambos paí­ses desde el siglo XIX, cuando La Paz perdió su acceso al mar en una guerra contra los chilenos.Actualmente el conflicto marí­timo está en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde acudió Bolivia para solicitar al tribunal que obligue a Chile a negociar “de buena fe” una salida soberana al océano Pací­fico.

/gap