Los ajustes de último minuto entre la Unión Europea y la primera ministra británica, Theresa May, no lograron convencer al principal asesor jurídico del gobierno, Geoffrey Cox, cuya opinión es fundamental para que el Parlamento de luz verde al acuerdo por Brexit.

Tal como estaba previsto, Cox publicó su opinión sobre el trato acordado entre ambas partes, previo a la votación de los parlamentarios, en donde dijo que los ajustes con el bloque europeo, alcanzados a última hora del lunes- no le da al Reino Unido los medios legales para abandonar la salvaguarda irlandesa de manera unilateral si surgieran “diferencias insalvables”.

“Permanece inalterado el riesgo jurídico de que si, sin que haya un incumplimiento demostrable por ninguna de las partes sino simplemente debido a diferencias insalvables, esa situación surge, Reino Unido no tendría… ningún medio jurídico con validez internacional para salir de lo dispuesto en el Protocolo, salvo por acuerdo”, dijo Cox.

La opinión del asesor jurídico no solo golpeó el ánimo en el Reino Unido sino también el de los inversionistas. Tras los dichos del asesor legal, la libra revirtió los avances de las primeras operaciones y ahora se deprecia 0,84% hasta 1,20 unidades por dólar.

En la vereda opuesta, el FTSE 100 de Londres opera con alza de 0,19%, mientras que el Euro Stoxx 50 -indicador que agrupa a las mayores compañías de la Zona Euro- borró las ganancias de la apertura y anota baja de 0,28%.

El asesoramiento de Cox es crucial para lograr el apoyo de los diputados euroescépticos en el Partido Conservador de la primera ministra Theresa May. La mandataria confía en que las modificaciones al acuerdo sobre el Brexit respecto a la salvaguarda que logró a última hora del lunes ofrezca suficientes garantías para lograr el visto bueno del Parlamento.

/psg