La irregular detención del periodista venezolano Luis Carlos Díaz generó rápidamente preocupación en su país y en instituciones internacionales, ante un nuevo atropello de la dictadura de Nicolás Maduro contra la libertad de prensa.

La organización Amnistía Internacional indicó que activó un “monitoreo internacional” para seguir de cerca el caso y resaltó que se trata de un periodista con “una destacada labor por los Derechos Humanos”.

El caso fue denunciado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa venezolano, que repudió el operativo de los Servicios de Inteligencia y convocó a una manifestación en la fiscalía, este martes a las 11 (hora local, 15 GMT).

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su sigal en inglés), también reclamó este martes “liberar inmediatamente, devolver sus equipos que fueron confiscados y detener esta absurda campaña en la que se acusa a periodistas críticos por las propias fallas del gobierno”.

También José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas, exigió la liberación de Díaz con un duro reclamo al chavismo: “La dictadura cree que encarcelando periodistas puede ocultar la verdad sobre su corrupción brutalidad e inoperancia”.

Por su parte, la Embajada de España en Venezuela aseguró que está en contacto con el entorno del periodista (quien cuenta con nacionalidad española) y con las autoridades venezolanas para conocer las causas de la detención y apoyar a su familia.

Fuentes del Ministerio español de Exteriores confirmaron que tras la detención del periodista, Naky Soto, esposa de Díaz, tomó contacto con la embajada, que le “está brindando toda la ayuda necesaria”.

A su vez, el senador estadounidense Marco Rubio recordó que el líder chavista Diosdado Cabello había amenazado días atrás al periodista. “Fue secuestrado por la policía secreta del régimen de Maduro”, denunció. Además, reclamó que el equipo de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que está justamente en Venezuela desde este lunes pida su liberación inmediata.

Bajo la etiqueta #DóndeEstáLuisCarlos, numerosos activistas, periodistas y ciudadanos expresaron su repudio al régimen represivo.

/psg