La tarde de este martes se confirmó que el diputado Gabriel Silber (DC) no será candidato para presidir la Cámara de Diputados.

Esto, luego que el parlamentario fuera acusado a través de un correo anónimo de violencia intrafamiliar.

A través de una declaración dada a conocer en el Congreso Nacional, el diputado Gabriel Ascencio confirmó la noticia.

“Lo vamos a acompañar, yo no tengo razones para no creer que estamos frente a una infamia”, comenzó señalando.

“Valoramos que haya puesto su candidatura a disposición de su partido. Lo aceptamos y vamos a tomar decisiones al respecto”, agregó.

“Yo sé que es injusto el momento que está viviendo, pero la justicia tendrá que determinar lo que sucedió realmente”, puntualizó.

/psg

Silber rechaza denuncia anónima por violencia intrafamiliar y diputado del FA pide que no sea candidato a presidir Cámara

El diputado DC Gabriel Silber presentó una denuncia ante la PDI para que inicie una investigación por una acusación anónima en su contra por supuesta violencia intrafamiliar, la que se conoce ad portas de la votación por la presidencia de la Cámara.

Según informa La Segunda, la acción judicial fue interpuesta junto a su esposa, Cristina Orellana, quien también es ex vicepresidenta del partido.

El hecho que se le atribuye al legislador -quien debería ser el próximo presidente de la Cámara-, comenzó a circular, primero, en redes sociales; y luego, llegó a la totalidad de sus pares y senadores a través de un correo electrónico.

“Este es un tema altamente sensible, pero no me puedo hacer cargo de algo anónimo. Es normal que antes de una elección cualquier candidato sea sujeto de cualquier tipo de acciones”, dijo Silber al vespertino, cuya llegada a la testera está en la incertidumbre.

Además, fue enfático en rechazar las acusaciones sobre violencia intrafamiliar que le atribuyen. “Es absolutamente falso y artero que aparezca este tipo de denuncia sin base, fuentes o fundamentos, días antes de una elección”.

Por su parte, Orellana manifestó lo siguiente a través de Twitter: “Todos los que me conocen, saben que soy perfectamente capaz de tomar decisiones y de defenderme. Sé hacerlo. No caeré en desmentir anónimos. Estas prácticas no van conmigo. Los anónimos son peligrosos y sin validez cuando no tiene rostro. Solo denigran”, expresó en la red social.

A raíz de la polémica por la denuncia anónima que enfrenta Silber, el jefe de bancada de los diputados DC, Gabriel Ascencio, fue consultado por si seguirá siendo el candidato a presidir la Cámara. Esta fue su respuesta: “Yo entiendo que el candidato es Gabriel Silber y en eso no hay una novedad mayor, lo que no quiere decir que no esté esperando a Gabriel para que diga cuál es la situación real, qué es lo que está pasando”.

“Lo que me han dicho ahora es que está presentando una denuncia ante la Policía de Investigaciones, una denuncia en contra de aquellos que enviaron el famoso mail y contra todos quienes pudieran resultar responsables de eso”, señaló.

Ascencio manifestó que “necesito conversar con Gabriel, pido el mayor respeto posible, porque yo necesito que personalmente me diga qué es lo que está ocurriendo. Una vez que esté resuelto ese tema nosotros naturalmente vamos a seguir avanzando en esto. Pero hoy el día el candidato es Gabriel Silber”.

“No voy a eludir la responsabilidad como jefe de bancada”, concluyó.

Piden que no asuma el cargo

El diputado Diego Ibáñez (MA) del Frente Amplio, sostuvo que “el acuerdo administrativo no es un acuerdo con nombres, es un acuerdo de fuerzas políticas, yo lo que esperaría es que la presidencia, en la eventualidad de la que lleguemos a votar, sea una persona -hombre o mujer-, con antecedentes intachables”.

Según agregó, “es una autoridad pública del Estado, del Parlamento, que es una es las más importantes del país y espero que también cumpla con estándares éticos. En ese sentido tendrá que aclararlo la Democracia Cristiana y su directiva”.

“Considerando que hoy también existe un movimiento feminista que está poniendo por delante los derechos de las mujeres, creo que efectivamente dar un paso al costado es la mejor opción. No obstante, lo que hoy la Democracia Cristiana tiene que hacer es dar un debate interno, y precisamente tratar de abrir las puertas para generar los consensos políticos con la oposición sin ningún tipo de resistencia o fricción al respecto”, añadió.

Ibáñez agregó que “si es que hoy se levantan resquemores en términos de la actitud ética de un parlamentario (Silber) en función de la representación de la Cámara, creo que hay un costo político efectivamente que el Frente Amplio no está dispuesto a asumir, tenemos muchas opciones, tenemos más de 60 parlamentarios y parlamentarias de oposición que están muy capacitados para generar este trabajo en el futuro”.

/psg