Barclays, la compañía de servicios financieros con sede en Londres, publicó un nuevo informe en donde puntualiza once catalizadores que anticiparían un pronto colapso del régimen de Nicolás Maduro.

Desde hace algunos meses, el banco de inversión ha señalado una serie de problema internos en Venezuela que provocarán una “implosión” en la cúpula del gobierno chavista, un escenario que según la investigación de la banca podría ocurrir tan pronto como en el primer trimestre de 2019.

A continuación, las 11 amenazas que enfrenta la dictadura venezolana:

Mientras los venezolanos sobreviven sin luz tras la explosión de un transformador eléctrico en Caracas, el banco de inversión Barclays vaticina una implosión inminente dentro del régimen de Nicolás Maduro.
Mientras los venezolanos sobreviven sin luz tras la explosión de un transformador eléctrico en Caracas, el banco de inversión Barclays vaticina una implosión inminente dentro del régimen de Nicolás Maduro

1. “El colapso actual de los servicios públicos y el suministro de bienes indica que el escenario de implosión que en informes anteriores vaticinamos que podría ocurrir en el primer trimestre de 2019 podría estar en curso”

La institución financiera sostuvo su convicción de que el colapso del régimen de Nicolás Maduro es un evento inminente. Según la banca, “el país se está acercando a un nivel de ingobernabilidad que podría implicar graves consecuencias indeseables, convirtiendo una situación que era insostenible en una situación insoportable”. En este sentido, el mayor costo que implica mantener la estabilidad de un sistema político frente a una crisis energética contribuirá a acelerar la etapa final del gobierno chavista.

2. “Las fallas en el sistema eléctrico han persistido durante cinco días consecutivos”

Barclays cita al apagón masivo que actualmente azota al país como una amenaza de alto riesgo a la producción de petróleo que el régimen usa para financiarse. “En el pasado, interrupciones menores y más cortas en estos servicios [luz, agua, teléfono e Internet] han causado disminuciones en la producción de petróleo de más de 100 mil b/d en un mes”, informó la banca. “En este caso, el efecto podría ser mucho mayor, ya que es probable que acelere la pérdida de 700 mil b/d que esperábamos después del anuncio de las sanciones en enero, en una tendencia hacia alrededor de 500 mil b/d de producción”. Pese a daños que las pérdidas podrían infligir en los yacimientos petroleros, el banco destaca que, si el gobierno logra resolver la crisis eléctrica rápidamente, los riesgos aún podrían contenerse.

El colapso de los servicios públicos puede acelerar el declive de la producción de petróleo (k b/d).
El colapso de los servicios públicos puede acelerar el declive de la producción de petróleo (k b/d)

3. “La situación social también se está deteriorando rápidamente”

Sumado a los problemas energéticos, el informe destaca que 21 personas han muerto hasta ahora por falta de acceso a servicios públicos básicos. Esta cifra promete crecer en la medida que continúe la escasez de alimentos y la crisis monetaria del país, que ha derrumbado el sistema de pago interno por la hiperinflación. En consecuencia, las protestas y saqueos en distintas zonas del país están en auge.

4. “La debilidad del gobierno es cada vez más evidente”

La incapacidad del gobierno de explicar la causa del apagón masivo, ni mucho menos proveer una solución al problema, es una demostración evidente de la debilidad del gobierno. Maduro deberá dedicar cada vez más de sus recursos a contener el orden público en lugar de solucionar los problema urgentes que enfrentan los venezolanos, lo cual a su vez se tornará cada vez más difícil en la medida que la situación empeore.

5. “La infraestructura eléctrica está siendo afectada por años de falta de inversión que la hacen extremadamente frágil”

Las acusaciones de corrupción detrás de las “inversiones” del gobierno, el despido y la pérdida de personal cualificado y la falta de mantenimiento hacen que sea extremadamente difícil para el gobierno no asumir la responsabilidad de la situación. Esta culpabilidad seguramente afectará la base de apoyo del dictador Maduro, que, según una encuesta de Datanalisis de febrero, ya había caído a niveles históricamente bajos.

El apoyo popular al chavismo y a los militares se está hundiendo junto con el de Maduro.
El apoyo popular al chavismo y a los militares se está hundiendo junto con el de Maduro

“El 97% de los encuestados describió la situación en el país como negativa, y el nivel de desesperación incluso está aumentando el apoyo a soluciones extremas como un golpe de estado o una intervención militar extranjera”, reveló la encuesta.

6. “Incluso si se restablece el servicio eléctrico en los próximos días, el suministro de bienes seguirá deteriorándose y es probable que las tensiones aumenten aún más”

La escasez de recursos del régimen de Maduro, que enfrenta serios problemas para financiarse, amenaza los mecanismos de control social del gobierno. “Debido a la pérdida de ingresos petroleros, a partir de este mes esperamos una caída del 50% en las importaciones, después de haber caído cerca de un 75% desde el inicio de la crisis”, reportó Barclays.

7. “La oposición sigue movilizada y está aumentando la presión para que Maduro se vaya”

La creciente consolidación y el reconocimiento internacional de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela podría promover el establecimiento de un gobierno de transición. “La encuesta de Datanalisis de febrero indica que tiene un 61.2% de aprobación popular, después de haber sido prácticamente desconocido apenas un mes antes”, destaca la institución financiera. A medida que crece su popularidad, también crece la probabilidad de que si liderazgo se materialice.

8. “Si bien la oposición ha sufrido reveses, la situación del gobierno parece peor”

En las últimas semanas, el gobierno ha tenido que enfrentar no sólo el costo de usar la fuerza para bloquear la entrada de ayuda humanitaria, sino también el regreso triunfante de Guaidó al país después de una gira por varios países latinoamericanos en desafío al régimen, que le había prohibido viajar al extranjero. La creciente dependencia del gobierno en el miedo y el terror que siembran los colectivos chavistas para la represión puede ser una indicación de que están perdiendo el control sobre las fuerzas de seguridad oficiales del país.

9. “Seguimos opinando que la inacción de los militares hasta ahora refleja posibles problemas de coordinación y su tendencia histórica a evitar el conflicto, más que su lealtad a Maduro”

La falta de coordinación dentro de las fuerzas de seguridad podría servir como catalizador hacia una transición democrática en el país. Si los militares deciden abandonar su apoyo al régimen, Maduro no tendrá más mecanismos para continuar eludiendo la voluntad del pueblo.

Las transferencias a Cuba podrían convertirse en una fuente de conflicto interno para el régimen.
Las transferencias a Cuba podrían convertirse en una fuente de conflicto interno para el régimen

10. “La relación con Cuba podría ser un catalizador potencial clave para una fractura”

“Con la caída en curso de la producción de petróleo, el volumen de las transferencias a Cuba se ha duplicado y, de mantenerse, alcanzará el 40% de las exportaciones generadoras de efectivo de Venezuela en las próximas semanas”, alerta Barclays. Esta tendencia representa una doble amenaza para el régimen: si la relación con Cuba se tambalea, el aparato de represión chavista se verá afectado, lo que aumentaría la viabilidad de un levantamiento popular. Si la relación se mantuviera, el régimen tendrá cada vez menos recursos para dedicar a otros fines, incluyendo las fuerzas armadas, lo que podría profundizar cualquier división existente dentro del régimen.

11. “Si no se produce una ruptura dentro del régimen en las próximas semanas y la situación se prolonga, es probable que aumente la probabilidad de una intervención militar extranjera”

Aunque tanto el gobierno interino de Guaidó y la comunidad internacional aún prefieren una salida pacífica y diplomática a la crisis, la posibilidad de una intervención militar no debe descartarse. “Si, para contener la situación, se produjera una intervención militar, lo más probable, en nuestra opinión, sería que Guaidó y la Asamblea Nacional ejercieran los poderes previstos en el artículo 187 de la Constitución, lo que evitaría que el caso tuviera que acudir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde podría enfrentarse al veto de China y Rusia, que hasta ahora han estado alineados con el régimen de Maduro”, predijo la banca de inversión.

“No obstante, existe la posibilidad de que se pueda evitar este escenario extremo, y es probable que la oposición tenga que agotar todas las opciones disponibles y acumular fuerza antes de hacer dicha maniobra”, concluyó.

/psg