El Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado por el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, de Economía, José Ramón Valente y el Ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, sostuvieron una reunión con los representantes de los principales gremios de las pequeñas y medianas empresas para analizar la tramitación en el Congreso del proyecto de reforma tributaria (o modernización tributaria) que impulsa el Ejecutivo.

En la cita, el mandatario explicó las cuatro razones por las cuales es necesario aprobar la iniciativa.

“Necesitamos una legislación tributaria que promueva el crecimiento, el empleo, los salarios, la inversión, la innovación y el emprendimiento, porque eso es lo que nos va permitir dar un gran salto adelante”, comenzó señalando.

Sebastián Beltrán Gaete | Agencia UNO

“Este proyecto significa un gran alivio tributario para las pymes, pero también les saca de encima una enorme carga burocrática y les permite dedicarse a lo que saben hacer, que es producir, innovar, buscar nuevos mercados”, agregó.

Piñera explicó además que “la legislación actual es de un grado tal de complejidad que es muy difícil entender. Ni siquiera los expertos la entienden y tiene que ser entendible para la gente. La ley se presume conocida y este proyecto simplifica enormemente la legislación tributaria”.

Por último, agregó el mandatario, “este proyecto establece un mejor equilibrio entre los contribuyentes y el Servicio de Impuestos Internos (SII) al establecer el Defensor del Contribuyente, porque para muchas personas, especialmente las más vulnerables y Pymes, enfrentarse al SII es como David contra Goliat. No queremos que sea así, queremos que las personas puedan entenderse con el SII desde sus propios derechos y con pleno conocimiento”.

Sebastián Beltrán Gaete | Agencia UNO

A su vez, el Ministro de Economía, José Ramón Valente, afirmó que “las Pymes comprometieron que iban a apoyar la idea de legislar sin condiciones, en la medida que el gobierno también se comprometiera a mantener una mesa de trabajo con las Pymes y el Presidente estuvo totalmente de acuerdo”.

“Aquí hubo un buen trabajo y las buenas experiencias hay que repetirlas. Haber sido capaces de concordar y aprobar la Ley de Pago a 30 días es algo que tenemos que repetir, pero para eso primero tenemos que apoyar la idea de legislar, si no, no hay nada que discutir”, planteó.

El presidente hizo un llamado además a que haya más presencia de mujeres en puestos dirigenciales en las pequeñas y medianas empresas.

/psg