El parlamento británico resolvió que la implementación del Brexit deberá ser con un acuerdo de divorcio con el bloque europeo. Rechazando la moción que pedía que la salida fuera sin acuerdo en un futuro por 312 a favor y 308 en contra.

Ello significa una pequeña ganancia para la primera ministra británica, cuya moción ganó con solo cuatro votos de diferencia.

Luego de haber rechazado el segundo pacto entre la primera ministra británica y la Unión Europea por 391 votos en contra y 242 a favor el día de ayer. Este miércoles la Cámara de los Comunes tenía que votar por algunas mociones este miércoles.

Tras este resultado, el día jueves la Cámara de los Comunes votar si que mantiene la fecha de salida, es decir el 29 de marzo, o si la extenderá.

/psg