El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se sumó a los comentarios sobre el cierre de la emblemática fábrica de calzados Guante, en donde puntualizó en el efecto que genera el hecho de tener una economía abierta como la de Chile.

En ese sentido, el titular de la cartera de Hacienda lamentó la decisión de Guante/Gacel y detalló que si bien la apertura económica de Chile genera una mayor competencia entre los sectores, esto también permite aumentar las oportunidades de llegar a nuevos mercados en condiciones favorables.

Hay particulares sectores de la economía que están más amenazados, por ejemplo por el comercio electrónico, pero en medida que nosotros, aduana, le damos las posibilidades, las facultades, la tecnología, para poder hacer operativa esta fiscalización, vamos a tener que la industria nacional va a competir con una cancha más plana”, señaló el ministro.

/gap