El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este domingo un plan de estímulo económico de US$900.000 millones tras bloquearlo durante días, lo que había provocado que millones de estadounidenses perdieran temporalmente sus beneficios por desempleo.

La firma del mandatario convierte así en ley este paquete de ayudas para familias y empresas en medio de la doble crisis sanitaria y económica que enfrenta el país por la pandemia de coronavirus.

El paquete económico había sido aprobado por el Congreso después de meses de negociaciones. Este forma parte de un plan de gastos de US$2,3 billones que incluye US$1,4 billones de gastos regulares del gobierno federal.

Trump había calificado este plan histórico como una “vergüenza”, y pidió aumentar la cuantía del pago directo a los beneficiarios./gap