La Corte de Apelaciones de Santiago anuló el juicio que absolvió a los imputados por el incendio de la estación del Metro Pedrero durante el estallido social, ordenando que se realice un nuevo proceso.

Las personas acusadas fueron Daniel Morales Muñoz (35) y su sobrino de 16 años, identificado con las iniciales B.E.S.M., quienes estaban privados de libertad desde su formalización. Durante el juicio, la Fiscalía Oriente solicitó una pena de 20 años de presidio y 10 años de internación provisoria, respectivamente.

Pese a los intentos del Ministerio público, el Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago dictó veredicto absolutorio para los dos acusados, a lo que tanto la fiscalía como el Gobierno presentaron un recurso de nulidad.

En el texto legal que finalmente anuló el juicio por el incendio del Metro Pedrero, el Ministerio del Interior cuestionó la expulsión de la principal prueba contra los acusados: un video de 30 minutos del incendio del Metro Pedrero, por errores en la cadena de custodia de dicho material.

Según el recurso, el Tribunal Oral en lo Penal confundió prueba ilícita con prueba irregular, recordando que los tribunales ya descartaron la posibilidad de un eventual montaje, como planteó la defensa de los imputados

/psg