Hasta que lograron un acuerdo. Patricio Contesse González, el histórico ex gerente general de SQM, logró sellar un avenimiento con su ex empleador para que le pagara una millonaria indemnización por sus 25 años de servicio, a cambio de terminar con la arista judicial.

El monto que solicitaba Contesse ascendía a los casi $ 4.000 millones. El ejecutivo fue despedido de SQM el 16 de marzo de 2015 por su rol en los casos de financiamiento ilegal de la política, a través de boletas sin respaldo entregadas a políticos de distintos partidos, y también por negarse a ayudar con la investigación interna.

Sin embargo, el directorio de la minera en 2016, cuando Juan Antonio Guzmán era presidente, autorizó a pagar hasta $ 1.500 millones como indemnización. Ello se debía a que en ese entonces no se conocía cuánto les costaría el acuerdo que negociaban en paralelo en Estados Unidos con la Securities and Exchange Commission (SEC, símil de la SVS en Chile) y el Departamento de Justicia para evitar un juicio por las platas políticas y la falta de diligencia de la minera en detectar el supuesto engaño. Ese acuerdo terminó con una multa de US$ 30 millones con ambos organismos.

/gap