El 1 de abril comenzaría a regir la restricción para los vehículos catalíticos anteriores a 2012. Estaba completamente anunciado, pero resulta ser que todo quedó paralizado y en Contraloría culparon al gobierno de esta descoordinación.

Según informó esta mañana el contralor Jorge Bermúdez, la iniciativa ingresó recién la semana pasada al ente fiscalizador para ser revisada.

“Son cientos de páginas que hay que revisar, por lo tanto, la tardanza del plan de descontaminación cuando todo el mundo sabe que tiene que entrar en vigor este año, no es nuestra”, se descartó el contralor, acusando que la presión que existe por sacar el trabajo este año generará que él tenga que poner a trabajar al personal por horas extras que nadie paga.”¿Por qué? Porque alguien llegó con su trabajo tarde acá. Nos piden que saquemos la pega a tiempo, pero hágannos llegar la pega a tiempo también”, enfatizó.

/gap